Falcotitlan: Medio Ambiente Humano

Nuestro Ser debe curar al planeta.

Ayer se celebró un año más de la creación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El bastión de las cuestiones relativas al medio ambiente, esas siglas corresponden a esta poderosa pero flaca oficina, equiparada el 15 de diciembre de 1972. ¿Por qué tan degradado el avance hacia el cuidado del planeta? Pues los resultados los tenemos enfrente de nosotros, las sequías, la contaminación hídrica, atmosférica, espacial y acústica, inundaciones, plagas, el calentamiento global, desabasto alimentario, malas prácticas gubernamentales, entre otros graves problemas originados por el hombre y la mujer. Todo ligado. Asambleas, conferencias, documentos y declaraciones han sido adoptados en diversos puntos del orbe, y las Naciones Unidas con todos los Estados que la encabezan no han retenido el daño fatal e irreversible. Cabe mencionar que el organismo denominado PNUMA, abrió sus puertas el 2 de octubre de 1973.

¿Qué hacen? Evalúan, determinan y diagnostican el estado del medio ambiente mundial; investigan qué cuestiones requieren cooperación internacional, y proporcionan asistencia para formular y diseñar una legislación ambiental internacional; catalogan cuestiones políticas, programas sociales, económicos del sistema de la ONU; el propósito es resolver los problemas que los países no pueden enfrentar solos, y sirve como un foro para hacer consenso y llegar a acuerdos; busca la participación de empresas, industria, comunidad científica, académica, asociaciones, grupos cívicos, y demás.

Pero sobre todo busca originar conciencia mundial, para que podamos reflexionar en síntesis regionales y mundiales los temas ambientales. Hoy promocionan los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y a través de la Agenda 2030 se dedica con entusiasmo y dedicación, a signar acuerdos ambientales multilaterales, sobre temas ecológicos, sustentables y de la biodiversidad. Este programa tiene un compromiso a nivel programático y de gobernanza ambiental, una subdivisión en la creación de una unidad para la red de Sociedad Civil y de Organizaciones no Gubernamentales, trabajo que viene desde 1999 y de la mano con la Agenda o Programa 21. El cual es un plan de acción que se debe adoptar por ley y necesidad universal, nacional y local, por organizaciones del sistema de Naciones Unidas, gobiernos y grupos principales de cada zona en donde el humano influya en el medio ambiente.

Y en 2004 se gestó en el PNUMA la subdivisión de Grupos Principales y Actores relevantes, para directrices y participaciones de granjeros, mujeres, comunidad científica y tecnológica, los niños y juventud, pueblos indígenas y comunidades, sindicatos de trabajadores y comercio, negocios e industria, organizaciones no gubernamentales y autoridades locales. Es entonces que vemos con tristeza que el apoyo, el auxilio, la orientación, la prestancia, la voluntad de los políticos y corporativos es nula. Por ello las riquezas del occidente golpean con mayor rudeza, el capitalismo es una herramienta cruda, que mal invertida y administrada se convierte en la muerte de la naturaleza y de los seres. Incluyéndonos.

En los años 2006, 2008 y 2009, el PNUMA revisó y tuvo que hacer cambios en todos los marcos, para equilibrar y facilitar una gestión a favor y en pro del medio ambiente humano. El llamado es holístico, filosófico, transversal, para poder sanar las heridas de los océanos, de la tierra, del aire, para que esa flama que nos hace ser humanos, no se apague. Escribo con ese fin, redacto para que llegue a cientos y miles de ojos. Y no sea olvidado, no sea gastado, ni ignorado. El por qué, pues yace en tu corazón, en tu mente y espíritu. Simple, eso es el medio ambiente.

Por: Hugo Falcón Páez

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION