¿Quién llegará a la final con AMLO, Anaya o Meade?

Por Iván Ureña

A inicios de 1988, se auguraba que el verdadero contendiente del PRI sería el PAN, sin embargo, apareció un amplio frente de izquierda, encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, que se ubicó no sólo en segundo sitio sino que para muchos fue el verdadero triunfador, pero que gracias a la “Caída del Sistema” orquestada por Bartlett pudo ganar Salinas, el Maquío apareció en un distante tercer lugar. Para 1994, todo indicaba que Cárdenas sería un candidato temible, pero el asesinato de Colosio más el debate catastrófico ante “El Jefe Diego” hicieron que el PRD apareciera rezagadísimo, sin posibilidades reales de triunfo, el PAN en segundo y PRI en la punta. En el 2000, Cuauhtémoc se volvió a desfondar y la disputa real fue entre Labastida y Fox, beneficiándose éste último del llamado voto útil. Seis años después, se cayó el PRI de Madrazo, llegan empatados Obrador y Calderón, declarando la autoridad electoral como ganador al panista por un estrecho margen. En la pasada, Josefina se desinfló, siendo los punteros Andrés Manuel y Enrique Peña, todavía se recuerda a Fox pidiendo el voto a los panistas en favor de actual mandatario, porque su candidata no pintaba.

Si nos atenemos a las enseñanzas de las últimas cinco elecciones presidenciales, de 1988 al 2012, la contienda inicia con tres candidatos fuertes, pero uno de ellos termina rezagándose considerablemente, para que al final, la disputa real sea únicamente entre dos. Quizás es la forma en que nos hemos adaptado los votantes mexicanos ante la ausencia de la segunda vuelta, la contienda se decanta entre las dos opciones con posibilidades reales de triunfo.

En la actualidad hay unanimidad, todas las encuestas ponen a López Obrador como el puntero para el 2018 y evidentemente será uno de los dos finalistas, pero falta por definir quién será el que se desfonde ¿Anaya o Meade? el sobreviviente, será el único con posibilidades reales de competirle al abanderado de Morena.

 

La reciente y última encuesta del periódico Reforma nos revela datos muy interesantes

 

Indudablemente AMLO es el candidato más fuerte como se le quiera ver o medir.

Pero entre Anaya y Meade hay algunos datos sugerentes

En el careo donde aparecen AMLO, Anaya, Meade y Zavala; Ricardo Anaya retiene la preferencia del 62 por ciento de los panistas, mientras que Meade sólo al 57 por ciento de los priistas. En el cruce, Anaya le quita el siete por ciento de los priistas, igual número le quita Meade de panistas. Pero en cuanto a los perredistas, el panista Anaya es preferido por el 37 por ciento y Meade no capta nada de estos. Otra vez, entre los de Morena, Anaya tiene mejor desempeño que Meade, al primero lo selecciona el tres por ciento y al segundo uno por ciento. Y entre los apartidistas, que indudablemente es la mayoría de los votantes, Anaya queda arriba, 13 por ciento contra 8 por ciento del ex secretario de Hacienda.

Es decir, dentro de su base natural de apoyo, que para el caso de Anaya, son los panistas, éste retiene al 62 por ciento y Meade retiene 57 por ciento de los pristas, cinco puntos porcentuales menos que el panista. Igualmente entre Morenistas, perredistas y apartidistas, Anaya muestra mejor desempeño que Meade. Resumiendo, en sus respectivos núcleos duros, Anaya tiene más apoyo que Meade. Y en el resto de los votantes también goza de mayor preferencia el panista.

Un dato que sorprende, en el careo donde aparece Mancera, sólo lo prefiere el nueve por ciento de los perredistas, en cambio cuando aparece el panista Anaya, lo seleccionan el 37 por ciento de los perredistas. Además, la encuesta se levantó cuando estaba la efervescencia por el destape de Meade, del 23 al 27 de noviembre.

No son datos concluyentes, pero indican que posesionar a Meade como finalista y contendiente real del tabasqueño será complicado ya que Anaya sale con ligera ventaja. Por su parte, Margarita Zavala, si bien le quita 12 por ciento de los panistas, al ahora candidato de México al Frente, sus posibilidades de estar entre los dos más votados son ínfimas y todavía más, si la candidatura de Anaya o Meade se fortalecen, ella verá perder buena parte de sus seguidores en favor de quien sí le pueda competir a AMLO.

ivanure@hotmail.com

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION