De Frente. México: de las Antípodas al centro del populismo

 

Por: Miguel Ángel Mata Mata

 

1.

“Primeramente Dios, Andrés Manuel López Obrador ganará”, dijo el dirigente nacional del Partido Encuentro Social, Hugo Eric Flores, al firmar el acuerdo de coalición con el Partido del Trabajo y el Movimiento de Regeneración Nacional.

2.

Pablo Gómez, de reconocida trayectoria en el Partido Comunista Mexicano, el Socialista Unificado de México y el de la Revolución Democrática renunció a su militancia.

“Se le impone al PRD abrazar a un candidato enemigo de la izquierda y al programa neoliberal de la derecha contra el cual había luchado desde su fundación. Hay una entrega del partido a una corriente política adversaria”, aseguró en su carta de renuncia.

3.

Hablamos de coaliciones. La que han firmado el Partido del Trabajo, el Movimiento de Regeneración Nacional y el Partido Encuentro Social, por un lado, y la que han firmado el Partido Acción Nacional, el Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática.

Existe otra coalición. La que han formado el Partido Revolucionario Institucional con el Verde Ecologista y Nueva Alianza.

Las dos primeras son antípodas, la tercera es el antónimo de éstas. La uno y dos están formadas por partidos que responde a ideologías opuestas.

La palabra antípoda habría sido inventada por Platón y significa, literalmente, aquellos cuyos pies son estrictamente opuestos a los nuestros.  El antónimo de Antípoda es: similar, igual.

4.

En el mundo existen dos grandes corrientes ideológicas:

  1. La social democracia nace en Francia durante la revolución de 1848 en el entorno de los seguidores del socialista Louis Blanc.​ Karl Marx lo utilizó en su célebre obra El 18 Brumario de Luis Bonaparte, cuya primera edición se publicó en Nueva York en 1852, para designar la propuesta política del que llama partido socialdemócrata formado tras las “jornadas de junio” por la unión de la pequeña burguesía democrática con la clase obrera socialista. La socialdemocracia tiene fuertes conexiones con el movimiento laboral y los sindicatos y apoya los derechos de negociación colectiva para los trabajadores. Se caracterizan por sus políticas reformistas ligadas a la participación ciudadana, a la protección del medio ambiente y a la integración de minorías sociales en las democracias modernas. Abordan los valores sociales desde un prisma progresista.
  2. La democracia cristiana que es una corriente política que tiene orígenes en las enseñanzas de Jacques Maritain, Emmanuel Mounier y los pronunciamientos de la Doctrina social de la Iglesia. Surgió en el siglo XIX en Europa, y continúa teniendo una fuerte influencia en Europa y Latinoamérica. Son grupos de acción con la aspiración de llevar a la democracia las consecuencias derivadas de los principios filosóficos cristianos, entre ellos la concepción de la historia con una raíz espiritual, no materialista. La primacía de lo moral, la dignidad de la persona humana, el bien común y la justicia social. Coloca a la persona en el centro, principio y fin de toda acción política, tanto en su dimensión espiritual como material, por lo que pregona “romper con el juego pendular” que llama “mentiroso” de izquierdas y derechas que afirma que responden a una concepción materialista”.

Es decir: democracia cristiana y socialdemocracia son antípodas.

5.

En México, los primeros años independientes se dan entre las pugnas de quienes aspiran a la independencia de España, pero sin perder sus canonjías, como lo es el Clero y la aristocracia virreinal, conocido como el grupo conservador, y quienes aspiran a una independencia al estilo liberal y capitalista, bajo la enmienda democrática. Este último grupo conocido como el liberal.

Los primeros que son el origen del actual bando político demócrata cristiano y los segundos que van por el capitalismo liberal pero ajeno a los intereses eclesiásticos, más de corte jacobino.

En la actualidad, son partidos cercanos a la social democracia: el partido Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, del Trabajo, Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el Movimiento de Regeneración Nacional.

Y cercanos a la democracia cristiana: los partidos Acción Nacional y el de Encuentro Social.

Cuando yo nací así estaban y así están. No es un invento coyuntural.

6.

  1. a) ¿Por qué, PRD y MC, que responden a la socialdemocracia y por tanto liberales, han firmado una coalición electoral con un partido confesional y conservador, como es el Partido Acción Nacional?
  2. b) ¿Por qué, MORENA y PT, que responden a la socialdemocracia, y por tanto liberales, han firmado una coalición electoral con un partido confesional y conservador, como es el Partido Encuentro Social?

 

7.

La respuesta no es sencilla. Se llama Populismo:

En el período de la última república romana, aparecieron una serie de líderes llamados populares (o factiō populārium, ‘partido o facción de los del pueblo’) que se oponían a la aristocracia tradicional conservadora y apostaban por el uso de las asambleas del pueblo para sacar adelante iniciativas. Se considera que entonces nació el término populismo.

Populismo define una serie de fenómenos políticos muy disímiles, que no tienen nada en común y que agrupan a misóginos, a la derecha y a xenófobos con la izquierda.

Pretende meter la ultraderecha junto con la izquierda; a gobiernos de tendencia centro izquierdista latinoamericanos junto con grupos neonazis.

El modo en que los agrupa es metiendo en una misma bolsa justamente todo lo que se aparta de lo que se supone que es el ideal de buena democracia, que no es otra cosa que la democracia liberal.

8.

Vamos a una elección, en el 2018, con tres coaliciones. Dos, que han firmado un pacto plenamente populista y que ha unido a liberales jacobinos y conservadores confesionales con la ultraderecha y la izquierda, frente a otra que, al menos en la forma, ha conservado su identidad ideológica.

 

9.

Hasta ahora yo conozco algo que une a lo blanco y negro. Se llama Wiski Black and White, de la casa Buchanan’s. Deja tremendas borracheras cuyas resacas son mayores a la euforia que les provoca la unión del blanco con el negro, como si en éste mundo tan solo hubiesen dos tonos y no miles de colores distintos a ellos.

¡Salud, populistas!

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION