El Filósofo de Güémez: Lecciones de vida

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

En un mundo donde la violencia y el desaliento se enseñorean por doquier, al Filósofo no le queda mejor alternativa que refugiarse en la magia de vida que le provee la sabiduría de las abuelas y los viejos.

Ellos, al fin sabios por derecho propio, no buscan reconocimientos, tampoco elogios, mucho menos aplausos o ser aprobados; ¿sabe usted apreciable lector por qué? Porque los merecen; de esas escuelas andantes de sabiduría he aprendido muchas lecciones de vida entre ellas:

1) No dilapides el designio para el que fuiste creado; no pierdas tu sagrado tiempo buscando excusas para devastar tu vida… porque siempre las encontrarás. Recuerda que fuiste creado para la grandeza, eres parte de lo divino que ha bajado hasta lo humano, porque si estás hecho a imagen y semejanza del Señor, nada que no sean bendiciones y abundancia de dones, están destinados para ti.

2) Recuerda que para la vida eres especial, HOY ten la humildad de dar las gracias al Padre por el milagro de esta navidad, de tu salud, de tu familia, de tu trabajo, de tus amigos, del pan nuestro de cada día; la experiencia de tu gratitud te conducirá a experimentar una armonía con el universo y una paz interior excepcional.

3) Utiliza los dones que la vida te ha dado para ser feliz –que esa es la tarea a la que llegaste a esta carnalidad–; ser feliz primero contigo mismo, después con quienes te rodean, luego con la vida, deja que la sabiduría y la alta frecuencia del amor, que no tiene principio ni fin, fluya por tu vida.

4) Descansa tus penas y dolores en la fuente de la vida; que no estás aquí por casualidad… sino para ser feliz y triunfar.

5) Cuida el tiempo, que sirve para construir tu historia; tu energía y tiempo son tan valiosos como para que los desperdicies en el odio, la crítica, el resentimiento o para andar con malas actitudes que dañan tu vida porque generan cortisol, químico que debilita tu sistema inmunológico.

6) En la vida hay dos caminos; uno es el optimismo, el otro el pesimismo. Sé de los primeros, de aquellos seres iluminados que se sienten parte del milagro de la vida… por eso son ganadores.

7) Nadie está vivo para fracasar porque Dios no patrocina fracasos, los triunfadores han llenado su ser de entusiasmo, perseverancia, fe, de una excepcional actitud mental positiva.

8) En la creación existe una fuente universal de prosperidad, se llama Dios, es el mejor abastecedor de todo lo que tu cuerpo, familia, trabajo y alma precisan; acércate… Él te está esperando.

9) Lo que llega a ti, proviene de tu interior y de tu talante frente al universo; entre más pensamientos positivos generes, mejor será tu vida.

10) Diariamente ten la inteligencia de refugiarte en la magia del humor, que equilibra tus sentidos y te enseña que no puedes encontrar nada en el exterior… que no anide en tu interior.

Lo de la magia del humor, me recuerda a dos gallegos se van al bosque en busca de un pino para ésta época de Navidad.

Después de siete horas de incansable búsqueda, uno le dice al otro:

––¡Joder Manolo que creo que ya es suficiente! El próximo pino que veamos lo cortamos, ¡tenga o no tenga esferas de Navidad!

 

filosofo2006@prodigy.net.mx

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION