Índice Político: La campaña tricolor, beneficiaria de la narcoeconomía

Por: Francisco Rodríguez

 

Más claro, ni el agua: a 72 horas del destape de Videgaray, perdón, de Meade, sus peones de brega o caganchos en la SHCP y el Banco de México, José Antonio González Anaya y Alejandro Díaz de León, anuncian que la impagable deuda externa mexicana se acerca mucho al triple de como la recibieron hace cinco años. Lograron subirla de 4 a 11 billones de pesos. Era del 34% del PIB cuando Enrique Peña Nieto asumió la presidencia y hoy está en 43%.

¡Otro éxito redondo de la política macroeconómica! ¡Otra señal inequívoca de confianza en México!, señala la ejecutora de esta puñalada trapera, Cristina Lagarde, en nombre del FMI, la misma que hace unas horas nos felicitó por ser unos privilegiados, enterarnos antes que ella, dijo, del gran acontecimiento del destape.

La absoluta seguridad del Imperio sobre nuestro sometimiento financiero a los corredores de Nueva York, a la Bolsa desquiciada, a los dictados del modelito de desarrollo imposible, atados a una larga cadena de servilismo cuyo costo tendrán que pagar las generaciones que nos sucedan sobre este mundo.

La nueva línea de crédito, como la llaman pomposamente, es la certificación de las hipotecas petroleras, geográficas y soberanas de cualquier tipo, a una reiterada obsesión por ser dependientes en grado extremo, por sacar la deuda de los intestinos de la población, en beneficio de puñados de favoritos del régimen mexiquita.

¿Y los millones de dólares donados por extranjeros tras los sismos?

Deber once billones de pesos, es equivalente a entregar anualmente casi las dos terceras partes de nuestras utilidades como pueblo trabajador a los financieros neoyorquinos. Trabajar para ellos, aunque no lo digan Peñita, Videgaray ni Meade. Los tres chiflados, entreguistas natos.

Pero no sólo eso: también es la risotada internacional sobre la incapacidad y la codicia de rebasar los montos del presupuesto de egresos que aprobaron en la Cámara de Diputados hace unos días, equivalente a cinco billones de pesos que, por lo que se ve, no les alcanza ya para nada. No tienen llenadera.

Dar al traste con todo. Acabar de esconder también los cientos de millones de dólares que la comunidad internacional donó para la reconstrucción de los terremotos y de cuyo monto ya no se sabe nada.‎ Todo fue a parar al bolsillo de estos mequetrefes y rateros que se han burlado de la tragedia y el dolor popular.

De ese y otros dineros –como el de los subejercicios de 2013 y 2014– ya no habla nadie. Hinchadas maletas del mismo han parado en los escritorios de varios concesionarios radioeléctricos y editores de la prensa impresa que han traicionado la heroica tradición del periodismo mexicano. Que han volteado la espalda al pueblo por unos morlacos de su Otario. Flacos, fané y descangallados‎.

En cash, el 96% de las transacciones que se hacen en nuestro país

Y no sólo eso: la disposición de inmediato en efectivo de 86 mil millones de dólares, que se agregan a las cuentas que ya cobra desde hace dos décadas el IPAB de la familia Meade, servirá inexorablemente para subsidiar los fondos de la campaña del benjamín de esa dolorosa estirpe…

… José Antonio, en busca de la Presidencia, a cualquier costo, como lo ha recalcado El Niño ñoño Nuño, nuevo mariscal de su campaña. La amenaza para los próximos cinco años de continuidad hacendaria, de atraco contumaz.

También a 72 horas del destape se dio a conocer la confirmación de las malas nuevas: el 96% de las transacciones, negocios y comisiones que se estilan en México, se hacen en cash, en dinero líquido, lo que no corresponde a una economía formal, ni a una economía cuyo circulante monetario ha sido saqueado por Videgaray.

Como se ha demostrado a plenitud, los subejercicios de los primeros dos años del llamado sexenio, que detuvo el presupuesto de egresos con el cuento de que estorbaban al funcionamiento pleno de las reformas estructurales, fue a dar a paraísos fiscales dentro del peculio de Videgaray, quien previó su cochinito.

El circulante sólo puede tener un origen: el lavado a los narcos

¿De dónde sale el dinero en efectivo en esas cantidades que circula en México?, ¿de dónde sale el espantoso lavado que se practica en todas las instancias federales y privadas, jefaturado por el sistema bancario, la Bolsa tenochca y las instituciones financieras locales? Obviamente, es el dinero del narcotráfico, el único que realmente existe.

Un narcoestado produce indefectiblemente una economía narca, una cultura y una sociedad de narcos, aunque no quiera aceptarse. La grasita del sistema y de la corrupción se asienta sobre los goznes de la economía del narcotráfico. Estamos en la olla. Exactamente en la misma que ha producido el candidato priísta ideal: otro narcopolitico en la Presidencia de la República.

Y aún hay más, como dijera el clásico de la malhadada farándula televisiva: se premia a Carstens con la gerencia general del Bank for International Settlements, el banco central de los bancos centrales del mundo, con sede en Basilea, en reconocimiento a sus méritos en la campaña mexicana.

Las prendas con las que presentan a este ganapán son inmejorables para los banqueros neoyorquiinos, sus patrones ancestrales: deja un país con un peso devaluado al 50%, de 13 por dólar a 19; las tasas de interés, del 4 al 7%, lo que impide cualquier asomo al desarrollo; la deuda externa impagable; una inflación pavorosa. Un Estado groggy.

Ha hecho Carstens su tarea. Además, lo sucede en el cargo otro cagancho del mismo establo: Alejandro Díaz de León, que ya prometió continuar asestando las mismas puñaladas, por el mismo costado. Hace pareja con el otro badulaque de Videgaray y de su concuño Salinas de Gortari: González Anaya, quien ya no requiere ni presentación.

¿Seguridad Interior? La canalla verde en las calles vs. inconformidad

Puras trampas mortales. Todas están pensadas, maquinadas y ejecutadas para aferrarse a la misma locura de la continuidad anexionista. El pueblo atrás, expectante, engañado con las cuentas de vidrio, con las truculencias informativas al servicio de los peores postores, a la enfermedad incurable de aferrarse al desastre.

‎Para el colmo, aprueban las comisiones en la Cámara de Diputados la expedición de una Ley de Seguridad Interior militarista, golpista y arrasadora de las garantías individuales: la canalla verde en la calle, para que sólo obedezcamos los designios. Para aplacar cualquier brote de inconformidad, con todas las normas a su favor.

Un Estado narco, una narcosociedad, un sistema fundado en el soporte del militarismo sin recato. Ahí hemos llegado. Ese es el máximo logro de la claque de Atracomulco que en mala hora se adueñó del poder, auxiliada por los peores empresarios mexicanos, ambiciosos y también quebrados.

¿Qué tanto aguanta nuestro pueblo? ¿Está listo para soportar otra dosis letal de este veneno?

¿Usted qué cree?

Índice Político: ¡Que requetebién se veían en las pantallas televisión el titular de la Defensa, lo mismo que el de Marina, violando la ley electoral! ¡Padrísimo! En lugar de mantenerse alejados de las controversiales declaraciones de AMLO sobre ya abandonar la inútil y costosa guerra en contra del narco y mejor buscar la pacificación por vías civiles, Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón provocaron que los entrevistaran sobre un tema de campaña política, brindando además respuestas simplistas, maniqueas y bobaliconas. Para grillos sí son buenos; para dar resultados no. ¿Y dónde está el árbitro? + + + Existen fundadas sospechas de que el “distinguido empresario” –en realidad el clásico junior– Marcos Franco Hernaiz intentó secuestrar a su aún cónyuge, de la que se está divorciando poco caballerosamente, hace apenas unos días. Dice tener protección oficial por las muchas inversiones que ha hecho el grupo de papi, Infra. ¿Será? + + + Me escribe un amigo lector del Índice, cuya identidad guardo para evitarle represalias: ” Ayer hablé con la esposa de un buen amigo. A su pregunta de cuál era nuestra situación, le respondí que paradisiaca, comparada con la de los paisanos del Istmo que ante tanta desgracia e indiferencia gubernamental, siguen sufriendo con sismos que se reproducen. Su voz reflejaba una tristísima realidad familiar, pues los suyos viven en la región Huave. Esta parece ubicarse en otra galaxia, pues la burocracia no acude y las ayudas se condicionan al futuro electoral. ¿Hasta cuando la criminal insensibilidad, la dureza de corazón cederá el paso a la solidaridad con los pobres? Mientras se informa que en el gobierno actual en Oaxaca hay un subejercicio del 67%. ¿’Vil cochinito preelectoral o ineptitud, ineficacia de los “choriceritos” que han asaltado a la Mártir Oaxaca?”.

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION