Más de 500 muertos y 7.000 heridos cuenta ya el terremoto en la frontera entre Irán e Irak

Un poderoso terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter sacudió la noche de este domingo la zona de frontera entre Irán e Irak y causó más de 500 muertos y más de 7.000 heridos, con víctimas en ambos países —8 muertos y más de 500 heridos han sido en Irak—, según informan los servicios de emergencias locales. Imágenes 4 Fotos Numerosos edificios se han derrumbado y miles de personas han pasado la noche en las calles ante el temor a las réplicas, que se han contado por decenas.

Los daños son por ahora difíciles de cuantificar debido a que las comunicaciones han estado cortadas y a que algunas carreteras permanecen bloqueadas impidiendo el acceso a las zonas más montañosas damnificadas. Las autoridades iraníes han movilizado a todos los cuerpos de seguridad para acelerar las tareas de rescate y de retirada de escombros en las poblaciones de Kermanshah más damnificadas por el seísmo. Miles de personas han pasado la noche en las calles ante el temor a las réplicas, que se han contado por decenas. Las operaciones de búsqueda se desarrollan a contrarreloj para intentar salvar a posibles supervivientes y en ellas participan el Ejército, los Guardianes de la Revolución, la fuerza de Voluntarios Islámicos y la Media Luna Roja de Irán.

El vicepresidente de la Organización de Gestión de Crisis de Irán, Behnam Saidi, explicó a la televisión estatal que se han enviado 19 helicópteros y tres aviones a las zonas afectadas para el traslado de los heridos. Sobre el terreno están desplegadas también unas 140 ambulancias y miles de efectivos de los servicios de emergencia y otras organizaciones gubernamentales. Las autoridades han establecido hospitales de campaña para atender las urgencias y para ayudar a los centros médicos de las localidades de Eslamabad Gharb, Sarpol Zahab y Ghasr Shirin, que están colapsados. El presidente iraní, Hasan Rohaní, tiene previsto viajar a la región, a la que ya se desplazó una delegación encabezada por el ministro del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli.

Las numerosas réplicas, algunas de 4,5, se han sentido en varias provincias del norte, oeste y centro del país, incluida la capital Teherán. Irán tiene frecuente actividad sísmica por una falla que atraviesa todo el oeste del país y se extiende por el noreste de Irak y el sureste de Turquía. El terremoto más grave hasta la fecha se produjo en junio de 1990, cuando perdieron la vida 37.000 personas en varios pueblos del norte del país. Otro seísmo registrado en diciembre de 2003 en Ban, en la provincia meridional de Kerman se saldó con 31.000 fallecidos. El Gobierno iraní ha decretado para este martes un día de luto oficial.

Fuente: 20 Minutos

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION