Cuidar nuestra salud ante cambios bruscos de temperatura, recomienda IMSS

 

  • El consumo abundante de agua natural y de alimentos naturales como frutas son elementos importantes de la prevención
  • Evitar comer alimentos en la calle

 

 

Los cambios bruscos de la temperatura traen consigo diversas tipos de enfermedades, siendo los respiratorias y gastrointestinales las más frecuentes, y que afectan a los extremos de la vida, niños menores de cinco años de edad y adultos mayores, indicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la entidad.

 

En algunas partes de la entidad, es común el descenso de la temperatura por las noches, mientras que durante el día, aumente en forma considerable, llegando la sensación térmica hasta los 35 grados centígrados. Estos cambios climáticos y la falta de medidas de prevención, son factores que generan las enfermedades.

 

El médico epidemiólogo, Humberto Reyna Echaniz, indicó que una recomendación es el consumo abundante de agua natural, que evita la deshidratación de nuestro organismo y el consumo de alimentos naturales como frutas, principalmente las que contienen vitaminas C.

 

El médico explicó que el resfriado común “tiene un desarrollo muy ambiguo”, es decir, que genera malestares con días de anticipación que se diagnostique el cuadro de enfermedad, es decir,  genera síntomas de irritación, dolor de garganta, fiebre y/o dolor de cabeza.

 

Por otro lado, explicó, están las enfermedades gastrointestinales, siendo las más comunes infecciones intestinales y parasitarias, ocasionadas por virus, bacterias o parásitos que entran al organismo a través de alimentos sucios o descompuestos, agua contaminada o cuando alguien se chupa los dedos o las uñas sucias; sobre todo si no se lavó las manos después de ir al baño o de tocar algún animal o el suelo.

 

El problema principal de este tipo de infección, es la pérdida abundante de líquidos que puede desencadenar una deshidratación: con sequedad de la piel y las mucosas, disminución de la presión arterial y temperatura, taquicardia y disminución en el volumen de orina.

 

Reiteró la importancia de no consumir alimentos en la calle debido a que se genera una rápida descomposición de los mismos o están expuestos a la contaminación.

 

Para tratar las infecciones intestinales recomiendan la hidratación oral y en caso de que los síntomas sean muy intensos o duren más de 48 horas, es conveniente practicar un análisis de laboratorio de las evacuaciones para determinar la presencia de glóbulos blancos, bacterias, virus o parásitos.

 

En ambos casos, comentó el epidemiólogo, es necesario que la población derechohabiente acuda a la clínica de su adscripción para recibir la atención por su médico familiar, y evite el consumo de medicamentos sin vigilancia médica, ya que la automedicación podría favorecer el desarrollo de la enfermedad.

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION