Leche de gato, conmovedora pieza teatral sobre una niña condenada a la soledad

El montaje inició temporada en El Granero y se presentará hasta el 12 de noviembre

Leche de gato, puesta en escena que fue estrenada este sábado 7 de octubre en el Teatro El Granero, cuenta la conmovedora historia de una pequeña que vive en un mágico mundo condenada a la soledad, contexto en el cual sólo desea un gato que tenga siete vidas para que le haga compañía.

Chicos y grandes disfrutarán enormemente de esta emotiva obra, escrita y dirigida por Lucila Castillo, que ofrecerá funciones hasta el 12 de noviembre y que narra la historia de Obdulia Carranza, una pequeña integrante de una familia donde las mujeres están condenadas a la soledad y a la depresión.

Cuando era niña, en Obdulia surge el deseo irrefrenable de tener un gato persa, pero ante el rechazo de sus padres y ciertas vicisitudes, se ve obligada a huir de casa.

Ella crece y tiene una hija, María Nicolasa, a quien hereda las ganas de tener un gato “azul como el cielo”, al que pretende llamar Bruno aunque sea hembra. Como Obdulia creció, mantiene a María Nicolasa en una gran soledad, sin embargo ahorra a fin de poder comprar el gato que su hija tanto anhela, sin llegar el momento tan deseado y por el cual su pequeña no es feliz.

La conmovedora historia de esta familia da un giro cuando Catarino Carranza, el padre de Obdulia, la busca después de tantos años para que visite a su madre, quien desde hace tres años y medio se encuentra en agonía y a punto de morir.

Obdulia primero rechaza ir con su madre, pero Catarino le advierte que Santa Claus finalmente le había ido a dejar el gato tan deseado y que con su huida ya nunca recibió.

Se trataba de una hembra, llamada Reina Abigail a la que, lamentablemente, ya sólo le quedaban seis de sus siete vidas. Ante la incredulidad de Obdulia, la familia inicia una aventura, pues va al Polo Norte para constatar que en realidad Santa Claus le regaló el gato, pues se trataba de un personaje al que sus padres siempre le negaron que existiera.

Aunque Santa Claus se encontraba de vacaciones, Obdulia corrobora que efectivamente el 23 de diciembre de 1945 le fue entregado el gato en su domicilio y así tiene que visitar a su madre, Constantina Efigenia, quien sólo deseaba darle la bendición antes de morir.

A pesar de lo triste y dramático de la situación, la obra de Lucila Castillo, quien fuera beneficiaria de la beca Jóvenes Creadores del Fonca 2016-2017, tiene grandes dosis de sentido del humor, las cuales muestran que a pesar de lo absurdo y patético de la situación, uno puede reírse y disfrutar del presente.

En esta puesta en escena, el gato persa tan deseado por las mujeres Carranza se mantiene en una pequeña caja azul y finalmente llega a su destino en circunstancias que cambian completamente la solitaria vida que hasta entonces habían llevado Obdulia y la pequeña María Nicolasa.

Leche de gato, que presenta la compañía Nosotros, ustedes y ellos, cuenta con las actuaciones de Estefanía Ahumada, Ana María Aguilar, Gina Cima y José Goro, que dan vida a la familia Carranza y cuyo vestuario antiguo y peinados estrambóticos, resultarán sumamente llamativos para los espectadores.

Los interesados en adentrarse en esta emotiva y entrañable historia tienen una cita los sábados y domingos en punto de las 12:30 horas en el Teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque donde hasta el 12 de noviembre, se presentará Leche de gato, para niños y no tan niños, a partir de los 8 años.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION