De Frente. Lo que viene luego del sismo

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

¿Si hoy fuese la elección del 2018 qué tan probable es que usted vote por alguna de las siguientes coaliciones? Ha sido la pregunta de una de las encuestadoras mayormente confiables de México, Mitofsky. Las respuestas dejarán con la boca abierta a casi todos.

Hay dos opciones: los que algo o mucho y los que poco o nada darían su voto a la reunión de partidos políticos, en uno solo.

En el vaso medio vacío PAN, PRD y MC logran 35 puntos. MORENA y PT 31.  Y la del PRI con Verde y Nueva Alianza se quedarían con 27 puntos.

Es en el vaso medio lleno donde la interpretación de las encuestas sería la diferencia para llegar a una prospectiva más o menos exitosa.

Los del PRI, Verde y Nueva Alianza logran 67 puntos, de entre quienes poco o nada votarían por ellos.

Por MORENA y PT, 60.3 no votarían por sus candidatos.

La opción de PAN, PRD y MC tendría poco o mucho rechazo, por 60.1 puntos.

La encuesta fue aplicada entre el 18 y 21 de agosto de este año. Un mes exacto antes del sismo que afectó a México.

2.

Caravanear con sombrero ajeno es muy dado a nuestra clase política. Un ejemplo vivo de ello es Graco Ramírez, gobernador de Morelos. Dio la orden, según relatan los medios. Concentrar toda la ayuda solidaria que llegó a su entidad, epicentro del sismo, guardarlas en las bodegas del DIF y repartirlas con un membrete alusivo a su gobierno. ¡Pícaro el señor gobernador!

La esposa del señor gobernador de Chiapas se tomó una fotografía. Sin maquillaje. Despeinada. Llena de polvo.  La distribuyó en redes. Ella entregaba una despensa a humilde mujer afectada por los primeros sismos allá, por Tonalá. Tenía que salir bien el montaje. Que se vea. Que se vea el logotipo del DIF. Se vio la imagen del logotipo… y de ella lucrando.

Donar el veinte por ciento del dinero del Movimiento de Regeneración Nacional para la elección del 2018, para mitigar los efectos del sismo en Oaxaca, propuso Andrés Manuel López Obrador. ¿Del presupuesto del 2018? El sismo ha sido en 2017. ¿El dinero de MORENA? Ese dinero es de los mexicanos, no de su, su ¿su Partido?

¿Quién da más? Levantaron la mano los partidos políticos. Donamos el 25, dijo el PRI. Nosotros el 50, el PAN. El cien, dijo el PRD. “Que nuestro dinero sirva para reconstruir México”, alzaron la voz como aquel niño héroe, que ni fue niño ni fui héroe, y que nos han inventado como mito fundacional. Perdón. ¿Nuestro dinero? ¿De ustedes? ¿Quién les ha engañado?

Finalmente PRI, PAN y PRD van al Instituto Nacional Electoral y hacen formal su solicitud de renunciar al presupuesto del 2017 para que sea usado para mitigar los efectos del sismo.

¿Y el PG? recula y olvida su propuesta inicial del veinte por ciento de ¿su? dinero: “Haremos una colecta nacional en MORENA para nosotros llevar ese dinero a los necesitados”, ha predicado.

¿En serio? ¿Serán Bejarano y Dolores Padierna los que lleven ese dinero a los damnificados? ¿Lo hará Carlos Imaz a los sin casa? ¿Los recuerdan? ¿Acaso no son ellos a quienes pillaron llenándose las bolsas de dinero regalado, para el PG, por un tal Carlos Ahumada? Flaca memoria. Diríamos, mejor, cinismo.

Venga. Vega. ¿Quién da más? ¿Quién da más? A subastar la tragedia con ¿Su dinero? Ja.

3.

Han comenzado a despejar los despojos del sismo. Aparecen varillas, cemento, arena, piedras.

Del colegio Rébsamen, el de la niña heroína que no fue niña ni heroína, aparecen los primeros vicios ocultos. Materiales frágiles, sin regulación, con permisos de la autoridad de hace dos años, falsificados.

Esos vicios provocaron el desplome. ¿No los vio la delegada del 2015, cuando creció el edificio del colegio? Claudia Sheinbaum ya ha convocado a rueda de medios para decir que cuenta con papeles que acreditan que el edificio estaba bien construido. Y que la bolita es de personal de Mancera.

— ¡Venga, que empiezan a echarse la bolita entre Morenos y perredianos!, dicen mientras aparecen las imágenes del delegado de Xochimilco correteado mientras la turba lo patea, empuja y le gritan, al funcionario proveniente de MORENA:

— ¡Fuera de aquí, estorbo!

En Insurgentes Norte otro edificio colapsado: entre los restos aparecen traslapes de cinco centímetros, trabes armadas con armex, columnas de 30 centímetros armadas con tan solo cuatro varillas de media pulgada.

En este último caso el vendedor se deslinda:

— Nosotros nomás vendimos. Reclamen a quienes construyeron.

— ¿Quiénes construyeron?, le preguntan.

— No recuerdo, responde.

Anotemos que el vendedor amnésico es asesor de Miguel Ángel Mancera y fue su director de obras públicas cuando se levantó ese edificio.

 4.

La Secretaría de Marina ha informado que hasta el 25 de septiembre han sido rescatadas 115 personas de entre los escombros, así como a 114 cuerpos.

Es el primer reporte oficial de una jornada que ha reunido a marinos, soldados, policías, rescatistas nacionales y extranjeros y un ejército de hormigas humanas anónimas que han puesto el ejemplo de México en el plano mundial.

Mientras esto sucede un ejército de internautas han comenzado lo único que saben hacer. Destilar amargura y resentimiento en contra de quienes ésta vez sí se han convertido en héroes y desacreditan, sobre todo, el reconocimiento ciudadano a las fuerzas armadas.

La expresión de odio e intolerancia fue manifiesta hace algunos días en el cuartel militar de Iguala: encapuchados bombardearon a los soldados que han salvado vidas. ¿A quién representan éstos dueños de su verdad absoluta? ¿A qué tipo infame de la violencia siguen?

5.

El sismo que viene tomará mal parados a quienes lucraron con la solidaridad. A quienes desacreditan la unión para salvar vidas. En 1985 el gobierno de Miguel de la Madrid actuó lento. La respuesta fue que quince años después su partido, el PRI, perdió la presidencia de la República. Los ciudadanos dijeron adiós al partido de Estado.

Hoy el PRI no es partido de Estado. Son otros quienes gobiernan en las zonas siniestradas: en la ciudad de México el monopolio de MORENA se tambalea; en Morelos, la voracidad del perredista Graco le costará carísimo al PRD y en Puebla, ni hablar del costo que resentirá el PAN, por lucrar con la ayuda.

6.

Los expertos en sismos nos han confiado que los efectos de éstos, a partir del epicentro, tienen ondas y periodos cortos en terrenos rocosos, como el caso de Acapulco. En cambio, tienen ondas y periodos largos, como es el terreno arcilloso, donde se ha asentado la ciudad de México. POr eso allá se caen los edificios y en Acapulco aguantan un poco más.

Algo similar pasará con los partidos políticos. El sismo que viene afectará mayormente a quienes han quedado en terreno arcilloso o pantanoso, por lucrar con la ayuda, la corrupción en la construcción de edificios en donde han gobernado y por pretenden desacreditar a quienes han salvado vidas.

Caso contrario con quienes han actuado en el sentido contrario. Esperemos la encuesta de septiembre, una vez que comiencen a aparecer las heridas del sismo, y esa sociedad solidaria piense a quién culpa por permisos de construcción corrompidos, por edificios mal hechos y, sobre todo, por la muerte de cientos de personas.

7.

Otras encuestas, las locales de Guerrero y Acapulco, nos darán sorpresas. Rubén Figueroa Smutny, Ricardo Taja, Jacko Badillo, Julieta Fernández, superan, por mucho, a quienes nomás no aparecen por ningún lado: los del Movimiento de Regeneración Nacional, a quienes les han impuesto de manera vertical, desde la ciudad de México, la anticonstitucional orden: debe ser mujer la candidata.

Misoginia es la aversión a las mujeres. ¿Cuál es la aversión a los hombres? Habrá sorpresas. Muchas.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION