Periodistas y elecciones de 2018 Diez aspectos a tomar en cuenta

En los años recientes de la actual revolución de las comunicaciones, algunos reporteros veteranos insistimos tanto en cambiar algunas formas de hacer periodismo a colegas más jóvenes, que de seguro hasta los hastiamos.

Pero además los retos son mayores para el periodismo profesional cuando se avecinan unas elecciones extraordinarias (aunque desde 1976 las presidenciales en México han sido extraordinarias). Les machacamos:

¡Apliquen el criterio de cercanía en sus piezas reporteriles!…
¡Cuenten historias redondas pero lúdicamente; emocionen a sus públicos!…

¡Recuerden las tres leyes que recomendaba Joseph Pulitzer: precisión, precisión y precisión!

Tales sugerencias o consejos se repiten más estos días de inminencia de los comicios de 2018 en México. Tenemos que prepararnos para las coberturas frente a tanta competencia y ante los cambios vertiginosos que también vemos en la política y, sobre todo, en las generaciones más frescas de ciudadanos.
Y menuda sorpresa

Así es. Vaya sorpresa. En este contexto, al menos yo casi brincaba de gusto al abrir el número 140 de la Revista Mexicana de la Comunicación (RMC), que dirige el reportero José Reveles. Hallé ahí un ensayo, elaborado por tres académicos muy serios, en el que resumen muy bien –con 3 mil 500 palabras– un panorama de asuntos que muchos periodistas traemos fragmentado y tratamos de entender sobre las nuevas tecnologías, telefonía, redes sociales, campañas electorales, nuevos modelos de comunicación y del periodismo ¡Todo en un solo trabajo!

El ensayo se llama Campañas electorales y nuevos modelos de comunicación política. Lo firman Andrés Valdez Zepeda, doctor en estudios latinoamericanos por la University of New México y miembro del Sistema Nacional de Investigadores; Delia A. Huerta Franco y Arturo Vergara Ochoa, ambos catedráticos de la Universidad de Guadalajara. Su trabajo fue en reacción a una convocatoria de la RMC que patrocina la Universidad Autónoma Metropolitana-Cuajimalpa.

Por su temática y formas de abordarla, este trabajo puede ayudar a muchos periodistas a que definan sus estrategias de coberturas electorales en 2018, y más allá, en los ajustes que necesitamos hacer para examinar las nuevas realidades en las que actúan los sujetos de la política, o sea partidos, políticos y ciudadanos. Su introducción o resumen inicial ubica bien todo el escenario.

“La nueva sociedad de la información y el conocimiento ha generado cambios también en los partidos políticos, en sus estrategias y tácticas proselitistas y en la forma como comúnmente se comunican los candidatos con sus electores. Hoy día, la vieja comunicación ha dado lugar a formas modernas de persuasión y movilización electoral en la que los medios de comunicación, la Internet y la telefonía celular se han impuesto como conductos privilegiados para hacer política”.
Diez características para valorar

En el capítulo 3. Las campañas en la sociedad de la información y el conocimiento, los académicos desglosan diez “características distintivas de las campañas en la nueva sociedad de la información y el conocimiento”:

“a. Disposición de mayor información. Tanto los candidatos como sus partidos disponen de una mayor cantidad y calidad de la información sobre los electores, sobre la elección y sobre los adversarios. De igual forma, los votantes disponen de una mayor cantidad de información, antecedentes y datos sobre los candidatos y partidos….

“b. Uso de nuevas tecnologías. En el proceso de proselitismo, comunicación, organización y movilización electoral tanto los partidos como los candidatos utilizan más y mejor tecnología. Los dispositivos tecnológicos que están disponibles en el mercado incluyen distintos programas de cómputo para diseño e imagen, dispositivos electrónicos para levantar encuestas, bases de datos, web-blogs, Facebook, MySpace, Wifi, páginas de Internet, videos interactivos, cámaras, imágenes digitales, redes satelitales y telefonía móvil, entre otros….

“c. Nuevas formas de hacer proselitismo. Una mayor información y las nuevas tecnologías han generado también una forma diferente de hacer proselitismo, con mayor precisión y conocimiento situacional de los votantes. Ahora, se conoce con precisión donde vive el elector, cuál es su filiación política, sus hábitos de votación, a qué sector social pertenece, dónde trabaja, cuánto gana, quienes son sus patrones o ascendientes y qué beneficios ha obtenido de programas gubernamentales, entre otras cosas.

“d. Mayor predicción de resultados. Con el frecuente levantamiento y uso de encuestas sobre preferencias electorales durante las campañas y la realización de distintos estudios cualitativos para medir la intención del voto y su difusión amplia ante la sociedad, los resultados de las campañas resultan muy predecibles…

“e. Predominio de campañas mediáticas. …Estos medios han cambiado la forma de hacer política y la manera de impulsar campañas, privilegiándose las campañas mediáticas y las ciber-campañas sobre las de contacto directo con el elector.
“f. Existencia de un nuevo elector. La nueva sociedad de la información y el conocimiento está generando también cambios en el mercado electoral. Hoy día, tenemos un elector más informado, con mayores niveles educativos y conocimientos que los que existían en el pasado…

“g. Articulación de nuevas estrategias. Las ciber estrategias y las campañas mediáticas altamente sofisticadas, con targets específicos e infotácticas probadas se convierten en prácticas comunes de partidos y candidatos en la nueva sociedad de la información y el conocimiento.

“h. Nuevos partidos. La nueva sociedad de la información y el conocimiento está generando, también, cambios importantes en los propios partidos políticos, ya sea en la forma de organizarse, de relacionarse con la sociedad o de impulsar las campañas electorales…

“i. Nuevos candidatos. …Hoy día, los candidatos exitosos son aquellos con mayores habilidades para desempeñarse ante los medios de comunicación, con perfiles fotogénicos e histriónicos, así como candidatos con mayores competencias, conocimientos, inteligencias múltiples y con una mejor imagen pública (Gordoa, 2004). Candidatos antisistema y con un perfil ciudadano tienen mayores posibilidades de ser exitosos en las contiendas electorales.

“j. Campanas lúdicas. La nueva revolución tecnológica, económica y política se ha acompañado de una “era del entretenimiento,” en la que los ciudadanos están ávidos de vivir momentos de placer, humor y entretenimiento, … De la misma manera, los candidatos más competentes en el arte de entretener, divertir, caer bien y agradar a los electores son los que comúnmente ganan los comicios electorales.

El trabajo –que por momentos es reiterativo por el estilo de organización de los subtemas–, entresaca al final que “la comunicación emocional se ha convertido en el nuevo paradigma en la construcción de consensos sociales y como herramienta indispensable para ganar elecciones”.

“Esta comunicación emocional –subrayan– implica el mover afectivamente al elector, tocar sus cuerdas sensibles, movilizarlo desde sus sentimientos y emociones”.
O sea, , interpreta este reportero, son momentos para que los
periodistas apliquemos mejor que nunca el criterio de cercanía e intentar estilos lúdicos, atractivos que alteren las sensaciones en los productos periodísticos para los nuevos tiempos. (rogeliohl@yahoo.com.mx)

Nota. El ensayo en http://mexicanadecomunicacion.com.mx/rmc/2017/06/19/campanas-electorales-y-nuevos-modelos-de-comunicacion-politica/

Fuente: Rogelio Hernández López

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION