Se solidariza Morena… con régimen que hace pruebas nucleares

La dirigencia nacional de Morena y sus legisladores en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y en ambas Cámaras del Congreso de la Unión, así como el líder del Partido del Trabajo (PT), respaldaron a la dictadura del presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Un y cuestionaron la reciente expulsión del embajador de esa nación en México, Kim Hyong Gil.

El jueves pasado, a fin de expresar su “rechazo a los múltiples ensayos nucleares” que realiza ese país, el gobierno de México, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), declaró persona non grata al diplomático y le otorgó un plazo de 72 horas para salir del territorio nacional.

  • El dato: La senadora del PT-Morena, Luz María Beristaín dijo la máxima juarista del respeto al derecho ajeno debe aplicarse en este caso.

Sin embargo, para los miembros del partido que dirige Andrés Manuel López Obrador y de su aliado, el PT, se trata de una acción “contradictoria” del gobierno mexicano, el cual “carece de seriedad diplomática”, “no tiene fundamento” y es “sumamente” drástica.

Ayer, afuera de la embajada norcoreana, la diputada local morenista, Juana Ángeles Valencia, y el consejero de ese partido, Ramón Jiménez López, expresaron sus solidaridad con Hyong Gil y en un “posicionamiento público”, señalaron que fue una decisión “ignorante y cobarde” del gobierno federal.

“El decreto emitido por el Presidente para declarar persona non grata al embajador de la República Popular Democrática de Corea del Norte es como todas sus acciones de gobierno: contradictorio y carente de toda seriedad política y diplomática, es una actitud exagerada. Nos solidarizamos”, dijo Ángeles Valencia.

A decir de la asambleísta, el dictador Kim Jong-Un “rompió con la hegemonía del poder y eso es lo que verdaderamente molesta al gobierno norteamericano y a sus países aliados”.

“La actitud hostil del gobierno norteamericano en contra del gobierno narcoreano (sic) ya encaminaba a debilitar su política social y democrática”, aseveró.

En tanto, Alberto Anaya, dirigente nacional del PT, calificó como “injusto e infundado” que el gobierno mexicano expulsara al embajador. Dijo que el país asiático nunca le ha hecho daño a nadie y que sólo “se defiende de lo que hacen otras naciones”.

El petista dijo a La Razón que el canciller Luis Videgaray debe dar una explicación sobre los motivos que tomó para considerar persona non grata al diplomático norcoreano y si recibió algún tipo de presión del gobierno de Estados Unidos para tomar esa decisión. 

“No tiene fundamento la expulsión del embajador. Es una aberración a las normas básicas de la diplomacia internacional. Nuestro país nunca ha tenido una molestia o una situación de conflicto con Corea del Norte, que ha sido un país que nunca ha agredido a otro y siempre ha sufrido agresiones; nunca le han hecho daño a nadie. No hay motivo ni causa para fundamentar que la relación diplomática con México se rompa”, expuso. 

Por separado, la coordinadora de Morena en San Lázaro, Rocío Nahle, calificó la medida como “drástica” y también solicitó una explicación a la SRE.

“Estamos preocupados porque somos un país de hermandad con todo el mundo, entonces es preocupante que se haya tomado una determinación tan drástica, queremos saber si les hicieron un extrañamiento antes, si hubo una diferencia entre los dos pueblos. Ese tipo de cosas es cuando surge un problema mayúsculo, mayor. Nosotros hemos tenido agresiones de otros países en nuestra dignidad, en nuestro territorio y no hemos tomado esas decisiones tan drásticas”, señaló.

“¿Qué amenaza recibimos directamente? ¿El pueblo de Corea qué daño nos hizo? ¿Qué falta tan grade hubo? Por ejemplo, el presidente Trump ha sido muy agresivo con nosotros y hemos hecho puentes, hemos hecho política antes de tomar una medida tan drástica”, cuestionó.

Fuente: La Razón

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION