Combatir sobrepeso y obesidad con acciones de vida saludable, recomienda Médico del IMSS

Actualmente mujeres y hombres hacen uso de medicamentos para bajar de peso, en lugar de iniciar con alimentación saludable y ejercicio
En los adultos mayores son algún grado de sobrepeso y obesidad, “es más difícil”, ya que se presentan daños en las articulaciones

Hasta 70 por ciento de la población derechohabiente, en ambos sexis, presentan sobrepeso y/o obesidad, a consecuencia de malos hábitos de alimentación y sedentarismo, informó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

Tanto mujeres como hombres, desde la adolescencia hasta la adultez, son frecuentes en el consumo de productos para bajar de peso, sin recibir una prescripción médica, sino por recomendación de algún conocido, indicó el Instituto.

El coordinador clínico de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 9, del IMSS en el puerto, Ángel Gómez Carbajal, explicó el sobrepeso y la obesidad, se detecta en personas con diabetes mellitus o hipertensión, lo que afecta aún más la salud del paciente.

“Sensibilizar a nuestra población para que acudan a los servicios de atención médica para no llevar dietas que puedan llegar a perjudicar la salud, no consumir ciertos alimentos o medicamentos herbolarios, que prometen bajar el peso en forma mágica lo cual no es una condición de medicamento, existen atenciones personalizadas para que se lleve a cabo un régimen dietético por parte del médico como el personal de salud”, expresó Gómez Carbajal.

El médico del Seguro Social explicó que en los adultos mayores son algún grado de sobrepeso y obesidad, “es más difícil”, ya que se presentan daños en las articulaciones, debido a su desgaste, afectando principalmente las rodillas, cadera o columna.

Para lograr su disminución de estos males crónico degenerativos es necesaria la participación y el esfuerzo que cada persona aporte, por ello consideró oportuno que la población conozca información que le permita adoptar buenos hábitos de vida. Por ejemplo, detalló que son importantes la cantidad y calidad de la comida y las horas de sueño, así como el momento del día en el que se realizan estas actividades.

Un “grave error” de las personas, indicó, es hacer más de ocho horas de ayuno, generando un proceso llamado gluconeogénesis, es decir, que el cerebro se muestre más ocupado en cómo conseguir energía necesaria para funcionar en el transcurso del día que en nuestras actividades diarias, como son el trabajo, el estudio, el ejercicio o quehaceres domésticos.

Destacó que comer fuera de horarios y entre horas, realizar las actividades lúdicas nocturnas, con falta de horas de sueño, son rutinas que se deberían minimizar para cuidar la salud, y corregir hábitos, insistió en que se pueden adoptar con facilidad por cada persona, únicamente realizando una planeación personal de actividades del día.

Gómez Carbajal comentó que si el objetivo es bajar de peso, no solo es importante la cantidad de calorías que se consumen, sino los horarios en que realizan los consumos, e indicó que hacer la comida principal más temprano ayuda a perder peso cuando se hace dieta.

Agregó que es indispensable que la población derechohabiente acuda a los módulos PrevenIMSS de la Delegación IMSS, donde se da la información necesaria para tener un estilo de vida saludable y, en su caso, canalizarlos a las áreas de nutrición para un control adecuado y estricto.

Finalmente recordó a la población derechohabiente, que en el Instituto hay actividades deportivas que pueden ayudar a esta vida saludable, y que están disponibles en lso Centros de Seguridad Social (CSS), además de solicitar al médico familiar una visita con el nutriólogo para comenzar una alimentación adecuada.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION