Comienza proceso de revocación a la acusación en contra de Héctor Vicario

Acapulco, Gro., a 23 de agosto del 2017 (Síntesis de Guerrero). – Lo dijo el gobernador, Héctor Astudillo Flores. Manuel Añorve, también. El dirigente del PRI, Heriberto Huicochea hizo similar declaración. En redes los memes en contra duraron mediodía y al siguiente fue cosa del olvido.  “Vicario sabe defenderse… y lo hará”, dijeron aquellos.

¿De qué hablamos?

El 16 de agosto del 2017 el Órgano Interno de Control de la Secretaría de la Función Pública publicó en su página de internet que el ex delegado de la SEDATU en el Estado de Guerrero Héctor Vicario Castrejón había sido inhabilitado y sancionado por 10 años para ocupar algún cargo público.

En efecto. El pasado mes de marzo se inició un procedimiento de responsabilidad administrativa en contra de Héctor Vicario Castrejón, por la existencia de presuntas conductas administrativas irregulares cometidas durante su encargo como Delegado Estatal en Guerrero de la SEDATU.

Entonces se resolvió que dicho ex servidor público era administrativamente responsable del incumplimiento de las obligaciones previstas en las fracciones I y XXIV del artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, por lo que fue sancionado administrativamente, inhabilitándolo para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público.

El león no es como le pintan, dicta un refrán popular muy socorrido. La percepción no habría pasado de las mesas de trámite de la dependencia federal. Pero… nunca falta la metiche.

El proceso electoral del 2018 comienza formalmente a finales del mes de agosto. Los golpes bajo la mesa han comenzado. Y como el caso merecía la atención de los reflectores del morbo, bastó la filtración a un medio militante. Lo demás lo hicieron las redes.

Se ofreció a la opinión pública la percepción de una sentencia y se evadió el hecho objetivo de que la resolución no constituye un fallo definitivo y con apego al Principio de Presunción de Inocencia previsto en el artículo 20 de nuestra Carta Magna.

El recurso administrativo apenas ha comenzado. El diputado Vicario sabe cómo defenderse. De tal manera que hará valer el Recurso de Revocación ante el Órgano Interno de Control de la SEDATU, o bien Juicio de Nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Para ello ya aporta todas y cada una de las pruebas que demuestran fehacientemente su inocencia de los hechos que le imputan, toda vez que demostró que, hasta la fecha de su renuncia, siempre desempeñó su cargo con estricto apego a la ley, compromiso institucional, responsabilidad social, honradez, transparencia y apegado a los procedimientos correspondientes del Fondo de Desastres Naturales.

Estamos ante un caso de percepción preelectoral y el inicio de revocación de un procedimiento administrativo que no merece más allá de un meme.

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION