Contexto Político. PRI, ¿con un pie fuera de Los Pinos?

 

Por Efraín Flores Iglesias

——————–

En el PRI prevalece la incertidumbre. Sus dirigentes no saben qué hacer. Ni el triunfo que obtuvieron en el Estado de México –con artimañas, por cierto– los tiene optimistas. Sienten que se les va el poder de las manos.

Hace seis ya tenían un pie dentro de Los Pinos, pero ahora es todo lo contrario: tienen un pie fuera. Y no es para menos, Enrique Peña Nieto ha sido un pésimo presidente de la República; un presidente que excluyó a importantes liderazgos de su partido; un presidente que ha solapado a ex gobernadores corruptos y, sobre todo, un presidente que tuvo que pedirle perdón a los mexicanos por el escándalo que originó la Casa Blanca (propiedad de su esposa Angélica Rivera).

El PRI se esforzó para regresar al poder luego de 12 años en la fría banca. En 2006 ganaron con su candidato de telenovela, quien presumió ser el rostro del nuevo PRI y de compromisos claros.

La mayoría de las encuestas que se han realizado últimamente ponen al tricolor en tercer lugar, muy por debajo del PAN, que va en segundo lugar. El puntero es Andrés Manuel López Obrador, el eterno candidato.

El gran temor del PRI no solamente es que gane el dueño de Morena, sino que el PAN y el PRD concreten una alianza. Además, el priismo no tiene un prospecto que pueda darle batalla a López Obrador y al Frente Amplio Democrático (PAN-PRD).

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es el puntero de los presidenciables al interior de su partido, pero sus posibilidades son escasas. Ser parte del gobierno de Peña Nieto, es su mayor desventaja.

México atraviesa por una grave crisis de inseguridad. Los criminales operan con total impunidad en el país, evidenciando de esa manera que no hay una estrategia clara para combatirlos. Los aparatos de inteligencia han fracasado, pues.

Los actos de corrupción cometidos por los ex gobernadores Javier Duarte de Ochoa (Veracruz), César Duarte Jáquez (Chihuahua), Roberto Borge Angulo (Quintana Roo) y Tomás Yarrington Ruvalcaba (Tamaulipas) le pegan severamente a la imagen del tricolor. Y, no olvidemos, que el PAN les arrebató varios espacios en las elecciones de 2016 y la de este año.

El PRI tuvo todo para gobernar bien al país, pero Peña Nieto prefirió empoderar a su familia y a sus cuates.

Así las cosas en el partido que un día quisieron cambiar Carlos Alberto Madrazo Becerra, Luis Donaldo Colosio Murrieta y José Francisco Ruiz Massieu.

ENTRE OTRAS COSAS… La tarde de este jueves fueron ejecutados el ex candidato a alcalde Eduardo Neri (Zumpango), el priista Francisco Torres Rendón y su chofer Antonio “N”.

Fuentes policiacas refieren que los hoy occisos fueron levantados horas antes. Sus cadáveres fueron encontrados en la carretera federal México-Acapulco, muy cerca de la Unidad Deportiva de Zumpango.

Torres Rendón fue derrotado hace tres años en las urnas por el perredista Pablo Higuera Fuentes, y para el 2018 se perfilaba nuevamente para disputar la Alcaldía de Eduardo Neri.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION