Contexto Político: Fiscal mitómano

Por Efraín Flores Iglesias

 

Dice el adagio: sobre advertencia no hay engaño. Y esto es lo que advertimos algunos columnistas el pasado 26 de junio cuando el fiscal Javier Olea Peláez compareció en el Congreso local y en el que se comprometió dar a conocer “a más tardar en dos o tres semanas” los nombres de los presuntos autores materiales e intelectuales del homicidio de Armando Chavarría Barrera.

En efecto, el fiscal mintió de nueva cuenta. Incumplió con su compromiso. Y no es la primera vez que lo hace. Su comparecencia fue puro show.

Javier Olea es un mitómano e irresponsable. Sólo juega con el dolor de la familia del político perredista que fue abatido a balazos afuera de su domicilio el 20 de agosto de 2009; así como también lo ha hecho con los familiares del extinto diputado federal priista, Moisés Villanueva de la Luz (Diputado 500), al no detener –como fue su compromiso cuando compareció por primera vez en el Congreso local– al ex alcalde priista de Tlapa de Comonfort, Willy Reyes Ramos.

Así se las gasta el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE). No tiene remedio y, lo peor de todo, se siente intocable.

Muy pocos diputados locales se han atrevido exigirle su renuncia por inepto y lenguaraz.

Las fracciones parlamentarias del PRI, PVEM y el PAN (y uno que otro legislador del PRD) lo solapan en su actuar. Lo defienden a ultranza pese a los nulos resultados que ha dado al frente de la FGE.

Los casos de Chavarría y del Diputado 500, no son los únicos que se le han acumulado. Hay otros que han ocurrido durante su gestión como fiscal. Ahí están los de los ex diputados perredistas Elí Camacho Goicochea y Roger Arellano Sotelo, así como el de los ex alcaldes Ambrosio Soto Duarte (Pungarabato) y Crisóforo Otero Heredia (Tecpan de Galeana).

Por si no fuera poco, tampoco ha podido detener a los homicidas de Modesto Carranza Catalán, quien fuera suplente del controvertido legislador priista con licencia y ex alcalde de San Miguel Totolapan, Saúl Beltrán Orozco.

Es más, él mismo ha admitido que no puede combatir la criminalidad en Guerrero.

El pasado 27 de marzo, el influyente diario español El País publicó una entrevista que el reportero Pablo Ferri le hizo al funcionario.

“El fiscal reconoce que la situación es muy delicada. Dice que con los medios de que dispone, es imposible plantarle cara a la delincuencia”, indica el diario.

Con 400 policías ministeriales para todo el estado, Olea reconoce: ‘No tengo la capacidad humanitaria para enfrentar al crimen organizado’. ¡Zas!

“A confesión de parte, relevo de pruebas”, refiere un axioma jurídico.

Ya no es necesario que el fiscal admita su error o falta cometida. Solito confesó ser incapaz.

Los guerrerenses demandan un fiscal comprometido a investigar y procurar justicia; un profesional del Derecho que sea discreto, y un servidor público que contribuya a restaurar el orden y la paz en la entidad.

Ni los pobladores del municipio de San Miguel Totolapan le creen a Javier Olea, ya que les mintió en que “le daría piso” al narcotraficante y secuestrador conocido como El Tequilero.

En los municipios de Tixtla y Chilapa de Álvarez tampoco ha esclarecido los crímenes cometidos en contra de actores políticos y sociales.

Prefiere ver desde la comodidad de su oficina cómo dos grupos criminales se pelean por el control de la zona y que en esa guerra muera gente inocente.

Familiares de Ulises Fabián Quiroz, ex candidato del PRI a la alcaldía de Chilapa, asesinado el 10 de mayo de 2015; y de los ex regidores de Tixtla, Luis Tenero Encarnación (PRS) y Victorino Iglesias Alarcón (PRD), siguen esperando que la Fiscalía se digne en investigar los hechos y detener a los homicidas.

Ojalá algunos legisladores ya dejen ser comparsas de Javier Olea y permitan la entrada del juicio político que la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadana (MC) promovió contra el funcionario de marras, por incurrir en omisiones en el cumplimiento de sus obligaciones.

ENTRE OTRAS COSAS… “Lamentablemente ella (Beatriz Mojica Morga) aún respira por la herida por no haber ganado la gubernatura del estado y creo que a veces algunas de sus afirmaciones son sólo eso, tratar de volver la atención de los ciudadanos hacia ella”, así fue como la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Flor Añorve Ocampo, reaccionó luego de las declaraciones que recientemente hiciera la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRD contra el gobierno de Héctor Astudillo Flores.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

 

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION