A Don Julio García Estrada, hombre ejemplar: Por Esteban Valdeolívar S.

Por : Esteban Valdeolívar S.

En días recientes, mi gran amigo Julio Cuauhtémoc Antonio García Amor, me hizo llegar el libro Una Vida Feliz, escrito por Don Julio García Estrada y la parte final por Julio Cuauhtémoc, al fallecer su padre, hace tres años.

El libro es sencillamente maravilloso; refleja las vivencias y anécdotas de quien fuera ejemplar Notario en Acapulco, en su transformación como ciudad y centro turístico nacional e internacional.

Es una lectura obligada para todos los que deseen conocer una parte de la historia de nuestro puerto y sus grandes personajes que frecuentemente nos visitaban, como: Lazaro Cardenas, Miguel Alemán Valdez, Lyndon B. Johnson, Carlos, príncipe de Gales, Diego Rivera, León Trosky, Emilio Azcárraga Vidaurreta, Mario Moreno, Silvia Pinal, Silverio Pérez, Dolores del Río, Paulette Goddard, esposa de Charles Chaplin, y muchos más.

El libro de Don Julio me cautivó de inmediato y al adentrarme en su lectura, en las páginas 79 y 80, el autor se refiere a mi persona, citando uno de sus viajes a la República Popular China en 1982.

Recuerdo perfectamente la presencia de Don Julio y su esposa Doña Elena Amor, acompañados de Carlos Gálvez Betancourt y esposa, así como de Juventino Castro Sánchez y esposa, ex gobernadores de Michoacán y Querétaro, respectivamente, a quienes recibimos en la Embajada de México en Beijing, cuyo Embajador fue mi maestro, Víctor Manzanilla Shaffer, y el que escribe, en calidad de Cónsul General.

Tuve el honor de conocer y tratar a Don Julio, primero, en su Notaría, en el Edificio Oviedo y después, en el Hotel Santa Catalina, ya sea por asuntos notariales de mi padre, Simón Valdeolívar o bien propios. 

Era un hombre, Educado, culto, solemne, amable de trato y muy sencillo; fácil de trabar conversación.

Con Julio Cuauhtémoc, nos une una gran amistad, lo considero mi hermano, con quien coincidimos en varias etapas en nuestra vida, en el Colegio La Salle de Acapulco, con Don Daniel Tapia Colman, maestro español que nos daba clases de matemáticas, geografía, música, historia universal y de México, en su departamento del Edificio Oviedo y al final de nuestras carreras universitarias, siendo él secretario particular de Tristán Canales y el que escribe de Víctor Manzanilla Shaffer, Presidente del Parlamento Latinoamericano y Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Cámara de Diptutados, cuando el recinto legislativo se encontraba en la calle de Donceles de la Ciudad de México.

¡Muchas gracias Don Julio! por citarme en su libro, es un verdadero honor. ¡Gracias Julio Cuauhtémoc Antonio! por nuestra amistad y seguir el legado de tu padre! Definitivamente el hombre de ¡Una Vida Feliz!

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION