De frente. Cárcel y cacocracia

 

 

Por: Miguel Ángel Mata Mata

 

Y entonces, llegaron ellos. Me encerraron entre estas cuatro paredes blancas, a donde vienen mis amigos a verme, cada mes, de dos en dos, y de seis a siete (Serrat).

1.-

Abundio Martínez, fue muerto por no pagar la cuota en la zona Diamante. En la plaza principal, el de la Botica fue obligado a ceder su negocio, por la cuota.

En la 20 de noviembre aparece una manta firmada por La Barredora, en contra del CIDA. A las colonias La Laja y Morelos no se pude ir luego de las ocho de la noche, son controladas por grupos distintos.

A nuestro amigo Chucho le decían El Guacho. Fue cadete del Colegio Militar y Policía Federal. Se retiró y cuidaba a su familia a partir de un taller mecánico. A alguien le pareció sospechoso que un ex cadete y federal llegase a la colonia y, además como al de otro grupo de llamaban igual, El Cadete, se lo llevaron y tiraron en una calle, torturado y muerto. Dejó solos a sus hijos y mujer.

Juan Manuel dejó el puerto. Vive en Toronto. ¿Qué pasó? Preguntamos. “Nos secuestraron. Nos pidieron las escrituras de las casas. Se las dimos. Al final mataron al plagiado”, nos dijo. ¿Y el gobierno?

Es Acapulco. ¿Paraíso? ¿Purgatorio? ¿Infierno? ¿Cárcel?

2.-

Le llaman La Escuelita. Hacinados, poco más de dos mil reos, en un penal construido para menos de la mitad de ellos, viven en el hotel más caro del puerto turístico más famoso y violento de México.

En el bloque de los secuestradores y violadores cuesta casi mil pesos diarios la cama. Homicidas en otro bloque. Delitos financieros en otro y los del fuero federal por ahí, en el bloque con más dinero, lujos y comodidades. Son los narcos. Son los jefes.

Ahí, como acá afuera, quien no paga no vive. ¿Y el gobierno?

Es la escuelita ¿Paraíso? ¿Purgatorio? ¿Infierno? ¿Cárcel?

 

3.-

Cerró el negocio. Los ingresos han bajado. Han llegado los auditores del Servicio de Administración Tributaria y los del Seguro Social. Del total de ingresos habría que pagar 30% a impuestos federales; casi el 20% al IMSS; faltan los impuestos estatales, municipales, la luz, el agua y… la cuota al jefe del cartel de la colonia.

Quien no paga impuestos va a la cárcel. Quien no da la cuota es muerto. ¿Opciones? La cárcel parecía la mejor, pero…

El jueves a la madrugada la lucha entre pandillas se metió a la escuelita. Fueron masacrados 28 reos muy peligrosos, según se lee en el reporte oficial.  ¿Y el gobierno?

Allá, como aquí, hay ¿Paraíso? ¿Purgatorio? ¿Infierno? ¿Cárcel?

 

4.-

Alguien ha sido experto en esas cosas de la fe, el purgatorio, el infierno o el paraíso.

En La Comedia de Dante, éste encuentra en el Infierno a los traidores, considerados los peores pecadores entre todos. En el Purgatorio a los orgullosos, a los envidiosos, a los iracundos, a los perezosos, a los avaros y a los pródigos.  Antes del Paraíso halla a los golosos, que lucen delgadísimos y a los lujuriosos, envueltos en llamas.

Luego encuentra la felicidad perfecta que le hace olvidar los pecados y devuelve la memoria del bien realizado.

Parece la real descripción de Acapulco, sus calles, sus colonias, sus empresarios y su cárcel. ¿Y el gobierno?

 

5.-

 

La cacocracia:

El término viene del griego kakos, que quiere decir malo, diabólico, y cratos, que se interpreta como poder. El concepto se define como el predominio de los malos en el gobierno político de un Estado.

Los politólogos sostienen que cacocracia, de “caco”= ladrón y cratos = gobierno, es el gobierno de los peores, de los ladrones. Del gobierno al servicio de las pandillas de criminales, pues.

Al contrario del liberalismo, que pretende libre flujo de mercancías y personas, y del socialismo, que regula la economía para hacerla mas aceptable socialmente, la cacocracia entrega los recursos públicos a cómplices y ataca a los empresarios, para facilitar el triunfo de sus asociados.

 

6.-

Mi amigo británico, en el bar del Puerto, al calificar la naturaleza del gobierno de la quinta república, le dio el nombre de cacocracia. ¿Por qué? Según la RAE la palabra “caco”, del latín Cacus, significa: “Ladrón que roba con destreza”.

Aunque el origen de esa palabra está en la etimología griega. En griego antiguo, la palabra Caco (pronúnciese “kakós”) significa “malo; sucio, sórdido, defectuoso, inhábil; cobarde; malévolo…”.

6.-

¿Cómo podemos entender lo q ue sucede en las calles, en donde el pequeño ladrón es encerrado y el de cuello blanco perdonado? ¿Y el gobierno? Allí está. Es el Estado. Es la Cacocracia.

— ¿Y usted… es cacócrata?

Previous article

El Cartón de Nacho’s

Next article

BAJO FUEGO. Motín

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION