No pasaron el examen de control y confianza, pero no ameritaba su arresto, acepta el vocero

Roberto Álvarez

Reportero 

19 Mayo, 2017
Chilpancingo, Guerrero (Síntesis de Guerrero).- Tras ser exhibidos en medios de comunicación y señalados de trabajar para la delincuencia, 31 de los 60 policías municipales de Zihuatanejo que fueron detenidos el martes por autoridades federales y estatales recuperaron su libertad al confirmarse que sí son miembros de esa corporación, y a 20 los trasladaron al penal de Las Cruces en Acapulco para ser puestos a disposición de un Juez de Control. El miércoles pasado nueve de los detenidos fueron liberados tras confirmar que sí eran policías en activo, por lo que en total suman 40 quienes ya no enfrentan ninguna acusación ni investigación. En entrevista telefónica, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que los 31 policías liberados ayer acreditaron su registro ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Álvarez Heredia comentó que el único problema que pudieran enfrentar en este momento los 40 policías que ya fueron liberados es que no aprobaron su examen de control y confianza, sin embargo, esto es solo una falta administrativa que no amerita ningún proceso penal en su contra, mucho menos su detención. “Acreditaron que están dados de alta en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, como policías preventivos municipales, son policías en activo, por esa razón se determinó su liberación inmediata, y esto se concretó a eso de la medianoche”. De los otros 20 informó a través de un comunicado que fueron investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) y trasladados al penal de Las Cruces, donde fueron puestos a disposición de un Juez de Control quien determinará si los vincula o no a proceso. Estos elementos son acusados de participar en delitos de delincuencia organizada, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, acopio y contra la salud. El pasado martes, el propio vocero dio a conocer que tras un operativo implementado entre policías estatales y soldados del Ejército en la comandancia municipal de Zihuatanejo, fueron detenidos 60 policías municipales, de los que 45 usurpaban funciones y trabajaban para la delincuencia, y los otros 15 no acreditaron sus exámenes de control y confianza.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION