IMSS llama a prevenir enfermedades gastroinstentinales durante temporada de calor

·       Evitar consumir alimentos en la calle, no consumir mariscos de concha y hervir el agua cinco minutos, algunas recomendaciones

·       No automedicarse y acudir a su Unidad Médica más cercana, Betancourt Linares

Ante el incremento de la temperatura en casi todo el estado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Guerrero,  reitera a los derechohabientes la importancia de preservar en buenas condiciones los alimentos, debido a que el excesivo calor ambiental genera la descomposición rápida de los mismos, y evitar con ello enfermedades gastrointestinales.

En la época de calor todos los que vivimos en zonas de altas temperaturas debemos de tener cuidado en dos cosas fundamentalmente: el consumo de alimentos y de agua, indicó el delegado estatal, doctor Reyes Betancourt Linares

“En esta temporada los alimentos se echan a perder con mucha facilidad  por las altas temperaturas; hay que tener cuidado de no consumir alimentos en la calle porque son alimentos higiénicamente no bien preparados”, explicó y dijo que  las bacterias que son comunes en la época son la Shigella, Salmonela  y Escherichia Coli, las cuales causan  cuadros de diarrea muy abundantes  que pueden llegar a deshidratar a las personas.

Durante las primeras lluvias se debe extremar el cuidado en el consumo del agua  debido a que éstas vienen con múltiples residuos por lo que, aún la embotellada, se debe de hervir por lo menos cinco minutos; evadir el consumo de mariscos de concha  y lavarse las manos antes y después de ir al baño, como medidas de prevención para evitar enfermedades gastrointestinales, agregó Betancourt Linares.

Para refrigerar los alimentos, es conveniente separar los alimentos crudos (especialmente

carnes y pescados) de los cocinados y listos para comer; mantener en refrigeración todos los productos lácteos como leche, queso, yogurt, crema, etc.; no dejar los alimentos ya preparados a temperatura ambiente por más de dos horas, conservarlos en refrigeración, son algunas de las recomendaciones.

Betancourt Linares reiteró que los alimentos, cuando están contaminados generan enfermedades intestinales infecciosas, como diarrea y gastroenteritis; estos padecimientos infecciosos, se mantienen entre los 10 primeros lugares de consulta en Medicina Familiar.

La sintomatología de la diarrea, padecimiento más común, es debilidad, evacuaciones abundantes y líquidas, fiebre, dolor estomacal o abdominal (cólicos) y hasta constipación o estreñimiento. La recomendación principal es lavarse las manos antes y después de comer e ir al baño y evitar los alimentos de dudosa procedencia.

Explicó que estas enfermedades pueden ser ocasionadas por bacterias, virus o parásitos que penetran al organismo por medio de los alimentos y agua contaminada, principalmente con materia fecal, que también se disemina en el ambiente, sobre todo, insistió, en temporada de calor.

Cuando se padece una enfermedad gastrointestinal, explicó que los órganos afectados con mayor frecuencia son; esófago, estómago, duodeno –parte del intestino delgado que conecta el estómago yeyuno-, ano, recto, páncreas y los intestinos –grueso y delgado-.

Reiteró la importancia de no auto medicarse y acudir inmediatamente a la Unidad de Medicina Familiar  más cercana para su revisión médica oportuna.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION