En 11 años, 25 políticos, 18 periodistas 2 normalistas asesinados y 43 desaparecidos en Guerrero

 

Acapulco, Gro., a 25 de abril del 2017 (Síntesis de Guerrero).- Impunidad es un nombre femenino y quiere decir: circunstancia de no recibir castigo un delito o un delincuente.

Todo comenzó en el 1985 pero tuvo un recrudecimiento cruel con el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo. Diez, de un total de 24 a partir de la década de 1980,  fueron asesinados en su sexenio. Cuatro mas ocurridos en el mandato de gobiernos perredistas hacen un total de catorce asesinados y que no recibieron justicia por los gobiernos del partido del sol azteca.

A esa violenta acción le siguió el homicidio de políticos connotados de entre los que destacan el icónico Armando Chavarría Barrera y el panista José Jorge Bajos Valverde, ocurridos durante el mandato de Zeferino Torreblanca Galindo.

Publicado en el diario Enfoque, de Acapulco, y con la firma del reportero Víctor Hugo Robles Mujica, se da cuenta de una lista de políticos abatidos por balas salidas del anonimato. La impunidad, en todos los casos, es la constante. Los mismo de los 14 periodistas asesinados durante gobiernos perredistas el del reportero y Cecilio Pineda en este año para llegar a la cifra de 24, ninguno de los autores criminales ha sido castigado.

¿Quiénes son los políticos asesinados?

El perredista Zeferino Torreblanca Galindo gobernó entre el primer día de abril del 2005 al 31 de marzo del 2011. En ese periodo fueron asesinados los siguientes políticos:

  1. Régulo Cabrera Andrés. Operador político del PRI en Atoyac de Álvarez. 24 de enero de 2011
  2. – Rey Hernández García. Miembro de la dirigencia estatal del PT. Abril de 2010.
  3. – Armando Chavarría Barrera. Presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local. PRD. Agosto de 2009.
  4. – Homero Lorenzo Ríos. Candidato a diputado local del PRD y alcalde con licencia de Cruz Grande. Septiembre de 2008.
  5. – Juan Ramírez Flores. Síndico procurador del PRD de Zapotitlán Tablas. Julio de 2007.
  6. – José Jorge Bajos Valverde. Diputado local del PAN. Enero de 2007.
  7. José Rubén Robles Catalán. Julio del 2005.

El también perredista, Ángel Aguirre Rivero gobernó dos veces Guerrero. La primera para relevar al priísta Rubén Figueroa Alcocer, luego de la matanza de Aguas Blancas. Durante su gestión, una vez electo por el Partido de la Revolución Democrática,  gobernó en el periodo comprendido del primer día de abril del 2011 al 26 de octubre del 2014. En ese periodo fueron asesinados los siguientes políticos:

  1. – Braulio Zaragoza Maganda Villalba. Secretario general del PAN.  28 de septiembre de 2014.
  2. -Javier Evaristo Abundis. Aspirante a la alcaldía de Azoyú por el PRD. Septiembre de 2014.
  3. – Carlos Salanueva de la Cruz. Dirigente municipal del PRI en Ajuchitlán del Progreso. Junio de 2014.
  4. – Arturo Rivera Olivera. Dirigente municipal de Movimiento Ciudadano en Metlatonoc. Febrero de 2014.
  5. – Margarito Genchi Casiano. Virtual candidato a diputado local del PRD. Junio de 2012.
  6. – Miguel Ángel Torres Gutiérrez. Dirigente municipal en Acapulco del Partido Nueva Alianza (Panal). 5 de diciembre de 2012.

En este recuento publicado por el periódico Enfoque, no se han sumado los 43 normalistas desaparecidos durante el mandato de Ángel Aguirre ni la muerte de dos de ellos en la Autopista del Sol. Del  segundo hecho Aguirre invirtió millones de pesos en su defensa y salió bien librado. El segundo le costó la gubernatura.

El perredista Rogelio Ortega llegó al relevo de Aguirre luego de un acuerdo en el gobierno federal y de que Beatriz Mojica Morga rechazara ser gobernador interina. Ortega gobernó del 26 de octubre del 2014 al 26 de octubre del 2015. En ese periodo hubo los siguientes asesinatos de políticos:

  1. – Ulises Fabián Quiroz. Candidato del PRI a la alcaldía de Chilapa.  1 de mayo de 2015.
  2. – Aidé Nava González. Virtual candidata del PRD a la alcaldía de Ahuacuotzingo. Marzo de 2015.

 

Luego de la muerte de catorce políticos, la desaparición de 43 normalistas, el asesinato de dos estudiantes y la ejecución de periodistas, los gobiernos perredistas llegaron a su fin. El daño, sin embargo, estaba hecho. La impunidad fomentó el crimen y a partir de la salida de los perredistas del poder se sucedieron otros homicidios. Ellos son:

  1. -Demetrio Saldívar Gómez, secretario general del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD. 19 de abril del 2017.
  2. – Modesto Carranza Catalán. Diputado local suplente del distrito 17, postulado por el PRI y asesor del gobierno municipal de Coyuca de Benítez. 3 de abril de 2017.
  3. -Roger Arellano Sotelo. Ex diputado local y ex alcalde de Acapetlahuaya por el PRD. 2 de abril de 2017.
  4. -Octavio Arellano Eloísa. Dirigente municipal del PRD en Acapetlahuaya. 2 de abril de 2017.
  5. – Ambrosio Soto Duarte. Alcalde de Pungarabato postulado por el PRD. ,  en los límites de Michoacán y Guerrero en la región de Tierra Caliente. 23 de julio de 2016.
  6. – Miguel Ángel Salmerón Nava. Regidor de la Juventud de Chilapa, postulado por el PRI. Julio de 2016.
  7. -Miguel Andraca Eligio. Director de Gobernación de Chilapa. PRI.  13 de mayo de 2016.
  8. – Víctor Manuel Camacho Urióstegui. Regidor de Medio Ambiente por Morena, en Tecpan. 21 de abril de 2016.
  9. – Arquímides Guzmán. Gerente Comercial de la CAPAMA en Acapulco.  22 de marzo de 2016.
  10. – Luis Andrés Lara García. Director de Recursos Humanos del ayuntamiento de Acapulco.  7 de diciembre del 2015.
  11. -Roberto García García. Regidor de Obras Públicas, postulado por el PRD, en San Miguel Totolapan. Noviembre de 2015

 

LOS PERIODISTAS ASESINADOS EN GUERRERO

En Guerrero han sido asesinados muchos periodistas. Los primeros casos documentados datan de 1985, cuando el hoy perredista, Ángel Aguirre Rivero,  fue secretario general de gobierno con Alejandro Cervantes Delgado. Destacan los asesinatos de periodistas durante el sexenio del perredista Zeferino Torreblanca Galindo. En ese periodo fueron documentados diez, de un total de 24 desde 1985 al 2017. Los crímenes a comunicadores que han sido documentados en Guerrero son:

 

  1. José Luis Nava Landa, de Chilpancingo. (1985)
  2. José Antonio Godoy Mena, de Ayutla de los Libres. (1985)
  3. Martín Ortiz Moreno. Acapulco. (1987)
  4. Rigoberto Coria Ochoa Acapulco. (1988)
  5. Jesús Abel Bueno León Chilpancingo. (1997)
  6. Pedro Valle Hernández. Zihuatanejo. (1998)
  7. Gregorio Urieta. Acapulco. (2003)
  8. Rafael Villafuerte Aguilar. Ciudad Altamirano (2003)
  9. Leodegario Aguilera Lucas. Acapulco. (2004)
  10. Misael Tamayo Hernández. Zihuatanejo. (2006)
  11. Amado Ramírez Dillanes. Acapulco. (2007)
  12. Jean Paul Ibarra Ramírez. Iguala. (2009)
  13. Juan Carlos Hernández Mundo. Taxco. (2009)
  14. Juan Daniel Martínez Gil. Acapulco. (2009)
  15. Jorge Ochoa Martínez. Ayutla de los Libres. (2010)
  16. Evaristo Pacheco Solís. Chilpancingo. (2010)
  17. Juan Francisco Rodríguez Ríos. Coyuca de Benítez. (2010)
  18. María Elvira Hernández Galeana. Coyuca de Benítez. (2010)
  19. Marco Antonio López Ortiz. Acapulco. (2011).
  20. David Araujo Arévalo. Acapulco. (2012)
  21. Miguel Ángel Guzmán Garduño. Chilpancingo. (2014)
  22. Jorge Torres Palacios. Acapulco. (2014)
  23. Francisco Pacheco Beltrán. Taxco. (2016)
  24. Cecilio Pineda. Ciudad Altamirano. (2017)

 

LOS NORMALISTAS

En el gobierno perredista de Ángel Aguirre Rivero fueron asesinados dos estudiantes de la escuela normal Isidro Burgos, de Ayotzinapa, durante una manifestación en la Autopista del Sol.

El 12 de diciembre de 2011 los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa se trasladaron a Chilpancingo  para solicitar el cumplimiento de un pliego petitorio que, entre otras cosas, demandaba la reparación de las instalaciones del plantel, el aumento de los recursos para su sustento y la garantía de plazas en el sector público de la educación para todos los egresados de la Normal.

Los manifestantes bloquearon la Autopista del Sol. Tras la llegada de la policía se produjo un enfrentamiento en el que murieron por heridas de arma de fuego los estudiantes Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús. Gonzalo Miguel Rivas Cámara, ingeniero, sufrió quemaduras de tercer grado al intentar apagar el incendio que manifestantes iniciaron en dos bombas dispensadoras y murió días después.

Tres años después, la desaparición forzada de Iguala de 2014 fue una serie de episodios de violencia ocurridos durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre del 2014, en el que la policía del gobierno municipal perredista encabezado por José Luis Abarca, persiguió y atacó a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. En dicho enfrentamiento habrían resultado heridos periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos nueve personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos de esa escuela normal rural y 27 heridos.

 

LA IMPUNIDAD

El Conjunto de principios para la protección y la promoción de los derechos humanos mediante la lucha contra la impunidad, promulgado por la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 8 de febrero de 2005, define la impunidad como:

La inexistencia, de hecho o de derecho, de responsabilidad penal por parte de los autores de violaciones, así como de responsabilidad civil, administrativa o disciplinaria, porque escapan a toda investigación con miras a su inculpación, detención, procesamiento y, en caso de ser reconocidos culpables, condena a penas apropiadas, incluso a la indemnización del daño causado a sus víctimas.

El primer principio del mismo documento establece que:

La impunidad constituye una infracción de las obligaciones que tienen los Estados de investigar las violaciones, adoptar medidas apropiadas respecto de sus autores, especialmente en la esfera de la justicia, para que las personas sospechosas de responsabilidad penal sean procesadas, juzgadas y condenadas a penas apropiadas, de garantizar a las víctimas recursos eficaces y la reparación de los perjuicios sufridos de garantizar el derecho inalienable a conocer la verdad y de tomar todas las medidas necesarias para evitar la repetición de dichas violaciones.

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION