Entre el misticismo y la fe, Semana Santa en Taxco

*** Mares de gente volvieron a peregrinar por los empedrados de la puerta de plata
 
Jesús García/API 
 
Chilpancingo, Gro. 16 de Abril del 2017.- La Puerta de Plata al estado de Guerrero (Taxco de Alarcón), revivió en sus estrechos callejones la pasión y muerte de Jesús, el redentor de los fieles católicos.
Desde la tarde del miércoles santo, centenares de fieles y visitantes de diversas partes del país y del mundo, comenzaron a concentrarse en el templo de la Santísima Trinidad, donde diversas imágenes de santos y de la virgen María en sus diferentes manifestaciones, harían compañía a la imagen anfitriona, venerada desde hace cientos de años.
En un recorrido mayor a las 4 horas, los feligreses van a pie sobre los empinados empedrados, al menos 5 kilómetros, para retornar al sitio de donde partieron acompañados de una banda de viento que se fusiona con el chillante sonido de un violín, entonando diversas composiciones fúnebres, propias de la Semana Santa católica en Taxco.
En el numeroso contingente, se observan hermandades de encruzados que cargan en sus espaldas espinosas varas de zarza, con más de 50 kilos de peso, cuyo macollo se entrelaza a un bozal de ixtle que atraviesa la mandíbula y que en el peor de los errores, ocasionaría una grave lesión al flagelante, si perdiera el equilibrio.
A paso lento también los penitentes, quienes se preparan física y espiritualmente por meses. Autoflagelan su espalda al punto de hacer brotar la sangre, con una disciplina elaborada con clavos y plomo.
Les siguen las animas, generalmente mujeres que durante todo el trayecto permanecen encorvadas, arrastran cadenas atadas a los tobillos y cargan consigo una vela, un rosario y un crucifijo.
Para el jueves santo, decenas de imágenes de cristo arriban al templo de la iglesia del Cristo de la Santa Veracruz, para participar en una procesión nocturna que se prolonga toda la noche. Los santos llegan a bordo de camiones de alto tonelaje, desde los distintos barrios, poblaciones y colonias de la ciudad platera.
Como el caso especial del Cristo de Xochula, una de las imágenes más seguidas y milagrosas, según lo refieren los fieles, quienes se desviven por rosar sus manos con las vestiduras o empapar un algodón con el sudor que emana de su cuerpo, y cuya religiosidad desafía toda lógica.
Después de 3 días, llega el más grande de la Semana Santa, donde horas más tarde, turistas y la comunidad taxqueña, en su mayoría católicos, se congregan para llevar a cabo tres procesiones llenas de luto.
Recuerdan las tres caídas, cargan en sus hombros la imagen de Santo Entierro y recorren la ciudad a medianoche con la virgen de la Dolorosa, culminando así el místicos rito, heredado desde la época de “la colonia”. (Agencia Periodística de Investigación)

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION