Miradas de reportero: Un grito contra nadie, refulgencias de Alejandro Avilés

Un grito contra nadie refulgencias de Alejandro Avilés
Por Rogelio Hernández López
Seguro que son pocos los periodistas que ignoran de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y que su fundador fue Alejandro Avilés. Pero seguramente si son muy pocos quienes conocen que fue un sinaloense destacado, excelente poeta, escritor de solida cultura y con fuerte presencia en la democracia cristiana mexicana. Y, probablemente sean menos quienes sepan que de sus muchos amigos hicieron de él rememoraciones refulgentes Gabriel Zaid, Hugo Gutiérrez Vega, Miguel Ángel Grandos Chapa, Raúl González Schmall, Dolores Castro y otros muchos.
Hacer la compilación de todo ello y ponerlo en un sólo libro ha sido labor de dos gambusinos de la información, Fred Álvarez Palafox y Leopoldo González q​ue reunieron testimonios de otras doce personalidades, decenas de su poesías, ensayos, artículos y entrevistas en 248 páginas y con el título Un grito contra nadie, libro que comenzó a circular gracias al patrocinio de la Secretaría de Cultura federal y las instancias respectivas del gobierno de Sinaloa.
Los Perfiles
En cinco apartados se va perfilando a don Alejandro Avilés:
Como poeta lo refieren en trabajos especiales Roberto Fuentes Vivar, Gabriel Zaid, Joaquín Antonio Peñalosa, Leopoldo González, Francisco Priero y Dolores Castro.
Al maestro Avilés y sus vocaciones magisteriales lo describen Juan Bolivar Díaz, José Antonio Aspiros y el periodista Francisco Gómez Maza, quien narra como fueron sus primeros encuentros cuando se inscribió en la entonces escuela técnica de periodismo.
Como periodista, los compiladores reunieron textos de su amigo y alumno Miguel Ángel Granados Chapa. El mismo Fred Álvarez, desarrollado como un documentalista multifacético, reunió datos que reflejan la profundidad, el estilo y las destrezas de Avilés el que estuvo dotado, dice Álvarez, del don del viento y la palabra.
Ideólogo de aquel PAN
De sus aristas como político lo rememoran textos de Hugo Gutierrez Vega, Leopoldo González y Raúl González Schmal. En estas descripciones se refleja un periodista que seguía las tendencias prácticas de combinar su labor periodística siguiendo causas ideológico políticas. Él optó por la democracia cristiana.
Al respecto Leopoldo González escribe que “el poeta de La Brecha, Sinaloa, no colocó ni su escritura literaria al servicio de una causa polìtica….pero si en cambio tuvo desde muy pequeño inquietudes sociales que lo llevaron a la militancia polìtica dentro de un partido (El Partido de Acción Nacional) que llegó a ser casi el templo de una ortodoxia mexicana…cuyo presidente Manuel Gómez Morín fue el primer editor de los libros del poeta” Avilés.
Los compìladores aseguran, que aunque se ha escrito sobre Alejandro Avilés, “hacia falta convocar y reunir a las voces necesarias de la amistad, la gratitud, la convicción y el testimonio, no solo para recordar al hombre bueno y rendir tributo a su sentido plural de la amistad, sino, además para brindarle el homenaje que más podría añorar un poeta:  el de sentar en la misma mesa a los autores que conocieron su vida y su obra, para revisar y dimensionar la vigencia de su legado…en un momento en que otra noche negra avanza sobre México y el mundo”.
Son muchos los periodistas que han egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién desde que era una escuela técnica y hasta que ya obtuvo el rango equivalente a estudios universitarios. No hubo una escuela similar con filiación liberal o de izquierda.
La vocación ideológica del fundador no obstruyó que, decenas de egresados de la escuela de periodismo se convirtieran en protagonistas refulgentes del periodismo del siglo XXI:
Citó de memoria a Jesús Rangel Martínez, uno de los mejores reporteros de finanzas y negocios y hoy coordinador de información de Milenio Diario, Paco Gómez Maza quien fue uno de los puntales originales de Proceso, Carlos Marín director editorial del grupo Milenio, Raymundo Riva Palacio ampliamente conocido, Adrián Trejo, Adriana Pérez Cañedo, Alberto Barranco, Alberto Ocampo Carbot, Alejandro Cacho, Alejandro Hernández, Ana María Lomelí, Andrea Ornelas, Anselmo Alonso, Arturo Tornel, Aura María Vidales, Aurelio Ramos, Aurora Berdejo, Blanche Petrich y pónganle los nombres que puedan de las nuevas generaciones que ya egresan incluso con nivel de maestría.
Fred Álvarez lleva semanas repartiendo libros a quienes suponen que tendrían interés especial: comunicólogos, reporteros, publirrelacionistas, profesores de periodismo. Él sabe que el profesor fundador de la escuela de periodismo más acreditada ya es parte de la historia de esta profesión en México. Quienes se interesen en esta compilación la pueden obtener en las instalaciones de la Septién, frente al diario La Prensa, en la Ciudad de México.

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION