Ascienden a seis millones, daños por incendio del Fraccionamiento Papagayo

Bernardo Torres
Reportero/API
 
Juan R. Escudero, Gro. 13 de Febrero del 2017 (Síntesis de Guerrero).- Alrededor de seis millones de pesos, fue el costo que tuvo para la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), el Fraccionamiento Papagayo, que se incendió la tarde de este domingo, precisó el delegado en Guerrero de la dependencia, José Manuel Armenta Tello.
El fraccionamiento siniestrado, luego de ser alcanzado por un incendio forestal, constaba de 29 viviendas construidas de madera, paneles de unicel, tablaroca y lámina de asbesto, de las cuales, 21 quedaron totalmente destruidas, como se constató en una visita a este predio, por el propio delegado.
“Efectivamente, aquí teníamos construidas 29 viviendas, que desde hace más de un año nosotros habíamos diagnosticado que no son habitables y que se tenía que reubicar este fraccionamiento, que es producto de una reubicación, no puede ser utilizado, el sistema constructivo no es conveniente ni para la zona, ni para los ciudadanos”, explicó.
Hasta la noche del domingo, se tenían contabilizadas 16 viviendas totalmente siniestradas, las cuales no estaban habitadas, luego de una clausura de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, y al considerar la Sedatu, que no se habían construido con las técnicas adecuadas.
Sin embargo, según los vecinos del lugar, el fuego no fue totalmente controlado y por la noche se incendiaron cinco más, y las que aún estaban de pie, terminaron por colapsar.
Incluso, el delegado reconoció, que el mismo material de las viviendas sirvió como combustible para avivar el fuego “como podemos ver lo que aquí sigue consumiéndose es precisamente la madera de lo que está compuesta la estructura, unicel, madera, paneles, y lámina de asbesto”.
Señaló que la actual administración que él encabeza, no tiene conocimiento de quien autorizó la utilización de este material, pero de todas las irregularidades encontradas a su llegada a la Sedatu, fueron entregadas al órgano de control interno para que las autoridades federales deslinden responsabilidades.
Este fraccionamiento, que con este incendio, se confirma que es inhabitable, será reubicado en otro predio por la misma empresa, sin que la Sedatu tenga que desembolsar más recursos para este fin, y ya se cuenta con un predio de una hectárea, cerca de Tierra Colorada, cabecera municipal de Juan R. Escudero.
Respecto a los 14 fraccionamientos que aun permanecen con sellos de clausura por parte de la Profepa, adelantó que se están integrando los expedientes necesarios para destrabar los conflictos, que enfrentan particularidades diferentes, como estudios de impacto ambiental y cambios de uso de suelo, irregularidades que se cometieron en administraciones pasadas, insistió.
El delegado de Sedatu en Guerrero, José Manuel Armenta Tello, acudió junto con un equipo de colaboradores a inspeccionar el predio siniestrado, y para hacer el compromiso con los pobladores se agilizar la reubicación, esta vez con materiales adecuados para la región, y conforme a los usos y costumbres de la población.
Posteriormente supervisó el avance que guarda la construcción del puente vehicular que abrirá una vía de comunicación al Fraccionamiento Nuevo Mirador al sur de Chilpancingo, el cual tendrá una inversión de 25 millones de pesos, y se espera que esté concluido antes de la primera mitad del año. (Agencia Periodística de Investigación)

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION