Epístolas Surianas

De Julio Ayala Carlos

ES OBVIO. NO HAY COMPARACIÓN. Mientras en septiembre del 2013 el gobernador bebía y bebía y en el estado llovía y llovía, en septiembre del 2016 el actual gobernador del estado no solo no esperó a que cayeran las lluvias, sino que encabezó la estrategia de prevención y actuación ante un posible desastre.

Por supuesto que no es lo mismo, y eso indudablemente que hay que reconocerlo. Mientras aquel 13 de septiembre el gobernador Ángel Aguirre Rivero festejaba mientras en Guerrero llovía a cántaros, el actual gobernador, Héctor Astudillo Flores, ni siquiera fue a dormir, sino que minuto a minuto estuvo pendiente del nivel de las lluvias que caían en el estado.

Así es. Aquel 13 de septiembre del 2013 el gobernador del estado prefirió festejar, y seguir festejando, mientras llovía y llovía, y hoy, en vez de tirarse a en la hamaca, el Ejecutivo estatal prefirió encabezar personalmente las acciones de prevención, también mientras llovía.

Cierto. Hay una gran diferencia entre el gobierno de Ángel Aguirre, empezando por él mismo, y el que encabeza Héctor Astudillo. Papa-Layo, como le decían los que se creían sus hijastros, no solo era afecto al trago, sino que dejó el gobierno en manos de su sobrino y su hermano, mientras que el actual Ejecutivo estatal, no solo tiene en las manos las riendas del gobierno del estado, sino que día a día, trabaja para dar resultados.

En efecto, mientras aquel durmió hasta la tarde del otro día, producto de la resaca por el consumo excesivo de alcohol, el gobernador de hoy no solo no durmió durante la noche al estar monitoreando cada uno de los municipios donde llovía a cántaros, sino que desde las primeras horas del día encabezó reuniones para evaluar los daños y posteriormente recorrió por tierra y por vía aérea las comunidades más alejadas para constatar personalmente los daños  para que no le contaran lo que no es.

Lo anterior, con el objetivo de encabezar los operativos de rescate y de ayuda a los damnificados que llevó a cabo el Gobierno del estado en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y los propios ayuntamientos municipales. Hay que decir que, otra vez la Sedena se la rajó en las labores de auxilio.

Hay que decirlo. Hoy como en el 2013 hubo inundaciones, pero gracias a las acciones de prevención, se evitó la pérdida de vidas humanas. Por fortuna, la ayuda hacia los damnificados ya fluye, lo que no ocurrió de manera inmediata con aquel gobierno de triste memoria. Y es que, ciertamente, hoy sí hay gobierno. Hoy sí hay un gobernador que está empeñado en cumplirle a los guerrerenses.

POR CIERTO, Y A PROPÓSITO de las lluvias de este fin de semana que dejaron comunidades inundadas y otros daños menores, el gobierno del estado solicitará a la Federación la declaratoria de zona de emergencia para los municipios afectados, principalmente de la Costa Chica y Costa Grande. En este sentido, el Gobernador Astudillo Flores l Palacio de Gobierno en Chilpancingo, aseguró que son ocho municipios más afectados por las lluvias, y consideró viable promover “la declaración de zonas de desastre, para solicitar los apoyos de la Secretaria de Gobernación del Fondo de Desastres Naturales.

Y EN OTRO ASUNTO, la Secretaría de Educación Pública dio a conocer que una vez que maestros y alumnos regresen a clases en dos días, como anunció la Sección 22 de Oaxaca, “en los próximos días podríamos estar teniendo, de nueva cuenta, una mesa de diálogo”, dijo el titular de esa dependencia.

Sin embargo, advirtió: “No es una mesa de diálogo ni para abrogar ni para cambiar la reforma; la reforma tiene que continuar”. El funcionario dijo que sí se abordarán temas administrativos, entre ellos los bonos pendientes por pagar en estados como Michoacán, el modelo educativo y asuntos particulares de cada estado.

Y entre lo que no estará sujeto a negociación, abundó, está el tema de los descuentos a los maestros que no acudieron a laborar en días pasados. “En ese sentido hemos sido muy claros con ellos”, subrayó Aurelio Nuño.

Así que ya lo saben los maestros disidentes, es decir, de la CNTE a nivel nacional, y los de la Ceteg a nivel local. Zaz!

Comentarios: julio651220@hotmail.com

Previous article

Así Opina Oflo

Next article

Índice Político

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION