Plaza Álvarez. Por la N de Don Juan. El Petate De Alberto López Rosas

 

 

 

EL PETATE (del vocablo náhuatl petlatl) es un tipo de alfombra tejida o estera que se utiliza en América Central y en México, elaborada a base de fibras de la planta llamada palma de petate (Thrinax morrissi). La Real Academia Española lo define como estera.

“QUE NO TE ESPANTEN CON EL PETATE DEL MUERTO” tiene otra connotación, significado y significante. Básicamente quiere decir que no hay que dejarse engañar por cosas, dichos o situaciones sin fundamento.

ALBERTO LÓPEZ ROSAS alcalde inhabilitado por la Auditoría General de la Federación; inmiscuido en la muerte de tres normalistas en la Autopista del Sol; autodenominado “El Príncipe Lopitos”, por ser hijo de quien se hizo llamar “El Reye Lopitos” al dar inicio a la muerte del  Acapulco turístico al encabezar las primeras invasiones de propiedad privada en el Acapulco turístico, quiere reflectores precisamente hoy que la suerte le ha cambiado y  su despacho que antes fue de presidente municipal se ha convertido en el  sótano del palacio como lacayo de Evodio Velázquez Aguirre.

EL MIÉRCOLES POSTEÓ EN REDES un boletín para llamar la atención y exigir un debate con Manuel Añorve Baños, ex alcalde de Acapulco, para discutir en torno a temas como la corrupción, créditos millonarios acreditados a los municipios y para saber quién hizo, en su respectivo momento,  mejor o peor uso de la finanzas municipales del puerto.

DON ALBERTO ha olvidado que el 16 de diciembre del 2005, el entonces presidente municipal, Félix Salgado Macedonio, ordenó al Contralor Municipal, José Guillermo Navarrete Madaleno, que cite a comparecer al ex alcalde Alberto López Rosas y al ex secretario de Finanzas, Fernando Aragón Gómez, para que aclaren por qué no se destinó el dinero de las partidas federales para los gastos que estaban programados.

SALGADO MACEDONIO acusó a la administración pasada de desvío de recursos por no destinar 127 millones 508 mil 390 pesos con 44 centavos de los recursos federales del Ramo 33 y Ramo 20 en las obras que estaban presupuestadas y aseguró que recibió un municipio en quiebra.

FÉLIX dijo sentirse apenado “de verdad” por haber encontrado una situación financiera “desastrosa” en el gobierno municipal porque él sabía que las deudas que se dejaban en los gobiernos municipales no superaban los 60 millones de pesos. ¿Acaso debiera Don López Rosas buscar a su correligionario Salgado Macedonio para debatir en torno a esos turbios manejos?

LLAMARADA DE PETATE (en España, “llamarada de paja”) – Significa que una emoción o evento aparenta mucha intensidad, pero en realidad resulta de muy corta duración y, por lo regular, de escaso alcance y poca importancia. Así parece que es la búsqueda desesperada de reflectores de un político acostumbrado a otro coloquialismo: “Huele a petate quemado”, cuya frase hace referencia a que alguien en la cercanía está fumando marihuana y el aroma es perceptible.

EL EX ALCALDE olvida que, como alguna vez sugirió José Francisco Ruiz Massieu, no hay que tener la cola larga, hay que ser cuche pero no tan trompudo y tener la piel de elefante para los agravios cuando se hace política a menos que, políticamente, luego de este intento fallido por sobresalir, le deban aplicar la última expresión que viene desde antes de la colonia: “Ya se petateó”.

CONCLUSIÓN: el verbo petatear (o petatearse) es reconocido por la RAE y se  usa como sinónimo de morir, debido a que el petate también se utiliza para velar y enterrar a los muertos desde la época prehispánica. Por tanto el petate del muerto de quien huele a petate y políticamente se ha petateado es una simple llamarada de petate. ¡Que mejor exija un debate con Félix Salgado Macedonio si tantas ganas tiene de reflectores! Tal vez terminen durmiendo en el mismo petate.

Previous article

Acta Pública

Next article

Reflexiones

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION