Epístolas Surianas

De Julio Ayala Carlos

ES CIERTO. LA VIOLENCIA EXISTENTE, como consecuencia de lo que no se hizo en el pasado, tiene culpables. Eso es indiscutible; negarlo es como afirmar que la inseguridad no existe, precisamente para desviar los señalamientos y las responsabilidades. Y es que la violencia, como la conocemos ahora, no es de ahora, sino de cuando menos, 10 años.

Nadie puede negar, solo los responsables, que la violencia que hoy existe en Guerrero, es consecuencia de lo que no se hizo en materia de seguridad pública en el estado. Quienes lo niegan, reitero, son los responsables, y hoy, paradójicamente, convertidos en jueces de la misma violencia que en su momento no pudieron, o no quisieron prevenir.

Y es obvio. Nunca, ningún culpable se ha declarado culpable; al contrario, le echan la culpa a otros para declararse inocentes. En consecuencia, no debe sorprender que quienes ayer no hicieron nada a favor de la seguridad pública, hoy estén señalando a otros, a quienes los relevaron, de la violencia que hoy existe.

Es como gritar: ¡Al ladrón! ¡Al ladrón!, para desviar la atención.

Sin embargo, reitero, de nada sirve señalar a los culpables de la violencia si en los hechos no se les fincan responsabilidades. ¿Para qué tanto grito si solo va a quedar en sombrerazos? Aunque claro, hay que desenmascararlos porque hoy se asumen como jueces cuando resulta que son los culpables.

Hay que decirlo. En 10 años el PRD dejó el estado peor que lo que heredó del PRI en 70. De eso no hay duda, pero como estos hechos no se castigan, por desgracia para los guerrerenses, lo que vale ahora es remar hacia adelante para hacer lo que no se hizo, o recomponer el desmadre que dejaron.

Cierto. La confrontación, en estos tiempos de violencia muy poco le abona a la paz y a la tranquilidad social. Sin duda se requiere prudencia, “serenidad y paciencia, mucha paciencia”, diría Kalimán. Sin embargo, ¿quién puede quedarse tranquilo, como si no pasara nada, cuando los culpables se erigen en acusadores?

Y EN OTRO ASUNTO, la diputada local por el PRD, por cierto ex funcionaria en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, en donde se desempeñó como titular del llamado Fampegro, desde donde manejó millonarios recursos para la reconstrucción del estado por los destrozos de los huracanes Ingrid y Manuel, en el 2013, Coral Mendoza, también gusta de los caballos finos, “pura sangre”, como también gusta de ellos otro perredista, el diputado federal David Jiménez Rumbo.

Y es que si el ex gobernador los tiene, ¿por qué carajos ella no? Al fin que para eso tiene dinero, y también puede coleccionar caballos y darse otros lujos, y qué mejor que lucirlos en la tradicional fiesta del Santo Patrono de Ometepec, Santiago Apóstol, en donde apareció montada en un brioso corcel, para envidia de unos y admiración de otros.

Claro. Hasta hace algunos años era impensable creer que la hoy diputada fuera propietaria de caballos pura sangre, dada su situación económica, pero desde que se desempeñó como funcionaria de tercer nivel en el gobierno de Ángel Aguirre, y desde donde llegaron al estado millonarios recursos para apoyos de las familias damnificadas, dicen los que saben que su situación cambió.

POR ÚLTIMO. SI LOS EMPRESARIOS reconocen las acciones en materia de seguridad del gobierno del estado, encabezado por Héctor Astudillo Flores, significa, indudablemente, que hay avances en esta materia. Por supuesto, habrá quien diga que no se ven, pero es que se dejó crecer tanto la violencia que no es tan fácil revertir sus efectos.

Y digo que indudablemente hay avances en materia de seguridad, porque son los empresarios los primeros en protestar por los hechos de violencia que existen, de tal forma que si han externado su reconocimiento al gobernador del estado, es que en efecto, los hay. Claro, falta mucho por hacer, pero sin duda que poco a poco se va avanzando. Y una de las pruebas es la detención de diversos cabecillas de la delincuencia organizada según las autoridades federales.

Comentarios: julio651220@hotmail.com

Previous article

Índice Político

Next article

Índice Político

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION