Epístolas Surianas (Carta al Gober) De Julio Ayala Carlos

ayala carlos
Sustitutazo…

CUATROCIENTOS sesenta y dos mil, trescientos cincuenta y un pesos, con 25 centavos, es lo que cobra como salario tu secretario de Educación, es decir, Salvador Pablo Martínez Della Roca. ¿Y qué hace?

Y si eso gana uno de tus empleados, ¿cuánto carajos ganas tú? ¿500 mil?, ¿600 mil?, ¿700 mil?, ¿800 mil?, ¿900 mil?, o ¿acaso un millón de pesos, o más? Digo, al final de cuentas, tú eres el que maneja los más de 40 mil millones de presupuesto que tiene asignado el estado. Por cierto, cuánto gana tu secretario de Finanzas?

Ciertamente es inconcebible que en Guerrero, uno de los más pobres y marginados del país, en donde por la falta de empleo obliga a sus jóvenes a enrolarse en la delincuencia organizada, dado que tampoco hay escuelas suficientes para poder estudiar, el secretario de Educación, alias El Pino, gana más de 400 mil pesos.

“Son chingaderas”, es lo mínimo que se dice, al conocer la cifra que percibe tu secretario de Educación, que por cierto, lo que menos le importa, por su actitud y comportamiento es la educación de los guerrerenses.

Claro, hay que decirlo, no todo es su culpa, pues el que gane los más de 400 mil pesos es con tu visto bueno. Sin embargo, por dignidad, vergüenza, y decoro, toda vez que se dicen de izquierda, disque luchadores sociales y defensores de la educación, lo menos que debieron hacer es reducirse el salario.

Pero no. El hecho demuestra que El Pino, y tú también, son, lo menos, saqueadores del erario público, asaltantes en despoblado, cínicos y sinvergüenzas, que amparados en el cargo que ostentan, se hacen millonarios a costillas del presupuesto del estado y que es de los guerrerenses.

Sí. El salario del secretario de Educación “es una mentada de madre del gobernador a los guerrerenses”, escribió en el “face” Antonio Viliulfo Morales Iglesias, pues es inconcebible que mientras hay aulas con piso de tierra, paredes de palo y láminas de cartón, e incluso con pedazos de pizarrón, haya funcionarios que ganan “millones de pesos”.

Es cierto. A mayor trabajo, mayor salario. A mayor responsabilidad, también mayor salario. Y a mayor preparación y capacidad, también mayor salario, pero ocurre que en el caso de El Pino, no hay una cosa ni la otra.

Y es que, hay que decirlo, ni siquiera parece secretario, y lo que es peor, ni siquiera despacha en sus oficinas, sencillamente porque, o se la pasa en Acapulco, o en la ciudad de México, y no precisamente atendiendo problemas de la Secretaría de Educación.

Neta. Es inconcebible que el secretario de Educación, con el sueldo que tiene, esté echado en la hamaca, esperando que los problemas del magisterio, por citar un solo ejemplo, se resuelvan por la intervención de Dios. Es inconcebible que con más de 400 mil pesos que tiene como salario, ni siquiera tenga interés en atender a los maestros.

Por supuesto, Salvador Pablo Martínez Della Roca no es el único que tiene un millonario salario como funcionario de la Secretaría de Educación Guerrero. Hay también políticos, y hermanos de políticos que también perciben cifras estratosféricas y que no se justifican. Con razón no dicen nada, de lo que se lleva el secretario, si ellos también son cómplices.

Y por supuesto que vamos a dar a conocer sus nombres, porque el pueblo de Guerrero tiene derecho a saber quiénes son los que están saqueando el presupuesto que tiene el estado para la educación de los guerrerenses.

Claro, como ya dije, la culpa no es toda de estos saqueadores del pueblo, sino también de quienes permiten estos hechos delincuenciales. Bien dice el refrán de que tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata.

Y por último, también son chingaderas que tengas a todos tus amigos cobrando en el gobierno que encabezas y en la Universidad Autónoma de Guerrero. Está bien que tengan hambre histórica, pero no sean hambrientos.

Y a todo esto, tú cuanto cobras?

Comentarios julio651220ä@hotmail.com

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION